84136
Pacto criminal

Pacto criminal

26/Nov/2015

En Pacto criminal (Black Mass), Johnny Depp se olvida por un momento de los piratas para interpretar a un peligroso delincuente de la vida real.

El cine nos ha regalado buenas películas biográficas sobre diversas figuras del crimen organizado, y Pacto criminal (Black Mass) es una más de ellas al inspirarse en la notable carrera criminal de James "Whitey" Bulger, quien llegó a controlar el sur de Boston y luego logró expandirse con sus oscuros negocios a otros territorios, dedicándose a hacer varios fraudes, lavado de dinero y otras actividades ilícitas, además de asesinando o mandando matar a quienes le estorbaran en sus planes.

Conforme la cinta avanza, esta muestra cómo su peligroso e inestable protagonista fue creciendo en su cuestionable profesión para convertirse en alguien a quien muchos temían y respetaban. Durante la década de los 70 y siendo ya conocido por múltiples crímenes, Bulger comenzó a ser informante para el FBI y utilizó esta situación para operar con plena libertad, sin recibir castigo alguno.

El jefe criminal aceptó cooperar con el FBI para manipular a los agentes que lo supervisaban, mientras les entregaba a la competencia y se quedaba con el control de todos los negocios ilícitos de la zona. "Whitey" era un tipo sumamente listo, al igual que cuidadoso; siempre conseguía lo que quería y tenía sus propias reglas para nunca ser atrapado por la ley, profesando que no importa lo malo que hagas, siempre y cuando nadie te vea haciéndolo, ya que si nadie te ve es como si no lo hubieras hecho.

Esta es la historia de un hombre con una personalidad un tanto complicada, que logró pasar por encima de la ley durante mucho tiempo, pero que también sufrió algunas pérdidas importantes en el proceso, y que hacía todo lo que hacía por una razón. Al final, las acciones de James "Whitey" Bulger le valieron ganarse un lugar privilegiado —por decirlo de alguna forma— en la lista de los diez fugitivos más buscados por el FBI.

Pacto criminal cuenta con un buen trabajo en la dirección, un guion muy bien estructurado, así como un diseño de producción y un vestuario que logran transportarnos al periodo de tiempo en el que se desarrolla la película. El reparto es bastante completo y cuenta con una gran actuación por parte de Johnny Depp, quien sufre una gran transformación para convertirse en una de las figuras criminales más conocidas de Estados Unidos.

Este filme es uno que realmente vale la pena ver por muchas razones y parece que tiene ciertas posibilidades de estar presente en alguna de las próximas entregas de premios de cine que se acercan en unos meses.

No es una revista, es un movimiento.