Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

95337
Cine: Julieta de Almodóvar

Cine: Julieta de Almodóvar

Julieta. Del pasado que atormenta al presente.

Julieta es una mujer madura que vive en un elegante aunque austero departamento en Madrid y está a punto de mudarse a otra ciudad con Lorenzo, su actual pareja. En la víspera del viaje, casualmente se topa con Bea, una joven quien le comenta haber visto a su hija Antia días atrás. Después de este encuentro fortuito Julieta decide cancelar su viaje, terminar su relación amorosa y regresar a vivir al edificio donde habitaba años atrás.

Las razones de esta extraña conducta son reveladas por la propia protagonista y constituyen la esencia del más reciente trabajo del cineasta manchego Pedro Almodóvar. Tomando como punto de partida una serie de cuentos cortos de la escritora canadiense Alice Munro recopilados en el libro Escapada (Runaway), el director estructura nuevamente una cinta en torno de una figura femenina, en este caso la de una profesora ya retirada atormentada por tragedias de su pasado con las cuales decide reencontrarse a solas, valiéndose de una especie de diario que escribe para su hija ausente como forma de exteriorizar su sentir.

Así, a través de su narración, Julieta se desnuda frente a su hija –y ante el espectador– y ahonda en su vida anterior, cuyo rumbo pareciese ser siempre (y únicamente) definido por pérdidas constantes: una lo lleva a conocer a Xoan, el amor de su vida; otra la empuja a iniciar una nueva vida a su lado; una más la hace hundirse en una profunda depresión y permanente tristeza, y la cuarta hace que su existencia quede en una pausa indefinida, despojada, reducida, fantasmal; de la cual solo puede librarse cuando paradójicamente, los espectros del pasado se materializan en el presente.

El tono del relato se balancea entre el drama y el thriller avanzando sin muchos contratiempos. Y es evidente que el director tiene sobrada pericia para construir personajes femeninos intensos y sensibles. Sin embargo, la película carga con varios lastres: el autor pone un exagerado énfasis en los elementos visuales (parte de su sello, al fin y al cabo), descuidando otros como la dirección de actores y los diálogos, haciendo que los primeros se sientan acartonados por momentos, y que los segundos suenen engolados o de plano inverosímiles. Así, junto a frases sublimes y memorables ("Tu ausencia llena mi vida por completo y la destruye."), encontramos otras muy burdas y francamente risibles (“Esto parece un relato de Patricia Highsmith”).

La obra es simple y llanamente sobre una mujer vulnerada por la culpa y el abandono, pero en su afán de tornarla una película de Pedro Almodóvar, su creador intenta transmutarla en otra cosa volviéndole algo pretenciosa, recargada de detalles, referencias y bagajes innecesarios que adornan y distraen pero no aportan mucho al filme. Es muy sabida la inclinación de Almodóvar por la estética naif y lo kitsch, presente en innumerable cantidad de sus trabajos, incluyendo este. Solo que aquí el uso de dichos elementos se percibe menos fresco, muy forzado y hasta un tanto gratuito. Y detalles como las referencias noir y la inclusión de música de Chavela Vargas están metidos con calzador.

Julieta posiblemente agrade a aquellos que gustan del Almodóvar narrador de historias situadas en universos eminentemente femeninos e íntimos. Pero le quedará a deber a aquellos que desean ver al Almodóvar de propuestas frescas, transgresoras e innovadoras.

No es una revista, es un movimiento.