Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

53229
El Planeta de los Simios: la nueva confrontación de los changos

El Planeta de los Simios: la nueva confrontación de los changos

05/Ago/2014

Dawn of the Planet of the Apes

Matt Reeves

Gary Oldman, Keri Russel, Andy Serkins

EUA, 2014

Chernin Entertainment, Ingenious Media, TSG Entertainment

Dios mio, he vuelto; he retornado a mi hogar. Estuve todo este tiempo en mi hogar... así que al fin lograron hacerlo. Malditos, lo han destruido, malditos, malditos...
Taylor (Charlton Heston)

Después del fin del mundo llegaron los simios parlantes y con ellos la nueva era; una nueva época no sólo para la tierra, sino también para la emblemática saga apocalíptica que inició con El Planeta de los Simios (The Planet of the Apes, 1968), también estelarizada por el fanático líder de la National Rifle Association, el sin igual Charlton Heston.

A la primera entrega de las nuevas versiones de la franquicia a cargo de Rupert Wyatt, la vino a suceder una bastante superior: El Planeta de los Simios: Confrontación (Dawn of the Planet of the Apes, 2014). La secuela corrió bajo la dirección del realizador de Cloverfield: Monstruo (2010) y el remake Déjame Entrar (2010), Matt Reeves. Algo que cabe destacar es que si la primera parte de la historia del simio-mesías César era bastante buena, esta la aventaja tanto en progresión dramática como en secuencias de acción.

La película se sitúa en un planeta post-humano, donde el homo sapiens se ha autoexterminado a través de un extraño virus que, como vimos en la precuela, escapó del funesto matraz de laboratorio. Caesar (Andy Serkis), el simio-rey, ha erigido un modesto gobierno para los chimpancés pensantes en medio de un bosque a las afueras de la gran ciudad, cerca de las ruinas de lo que antes fuera la ciudad humana; templos vacíos de dioses perdidos.

Tras un desafortunado encuentro con sus primos lejanos, los humanos, a quienes creían extintos, los pacíficos simios tendrán que empezar a evaluar la forzosa convivencia con los antes emperadores de la Tierra. Mientras el César de los changos quiere la paz y el distanciamiento con los humanos, tres pulsiones definirán el rumbo de esta frenética cuerda en tensión narrativa: el diabólico simio que toma uno de los apodos del dictador Stalin, “Koba” (interpretado con maestría por el genial Toby Kebbell), el hacendoso y casi bienintencionado aunque secretamente hostil Dreyfus (a quien da vida el brillante y siempre chambeador Gary Oldman) y el hombre justo-sensible llamado Malcom (Jason Clarke). Éste último personaje será el puente entre las fuerzas en oposición, como fuera el personaje de James Franco en la película anterior.

La batalla será la promesa segura para ambas razas aunque en medio del clamor de la guerra, quizá los pensamientos racionales de la especie más evolucionada terminarán por imponerse o la ley del más fuerte sellará el destino del que pudiera ser el nuevo rey del planeta.

No es una revista, es un movimiento.