Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

52590
Cumbres: La tragedia como vínculo familiar

Cumbres: La tragedia como vínculo familiar

29/Jul/2014

Cumbres

Gabriel Nuncio

Aglaé Lingow, Ivanna Michel, Abdul Marcos

Mexico, 2014

Aurora Dominicana

Miwi es una adolescente que tras enterarse en medio de la noche que su hermana mayor “sufrió un accidente”, decide dejar atrás su vida en Monterrey para partir al lado de ella. Todo es una incógnita: no sabe con certeza lo que ha ocurrido ni tampoco hacia dónde partir, pero eso no importa al momento de ponderar los lazos afectivos familiares por encima de cualquier adversidad.

Cumbres es la ópera prima del director regiomontano Gabriel Nuncio, quien se basó en aquél famoso incidente que por un tiempo puso a Monterrey en la plana de periódicos y titulares de noticieros: el asesinato de dos infantes a mano de Diego Santoy en la colonia Cumbres, uno de los complejos residenciales más respetables de esta ciudad regia.

A través de una paleta de blancos y negros que incrementa la carga dramática de la situación, la cinta sigue la relación de Miwi y su hermana Juliana durante su travesía por el norte del país, intentando huir del crimen que Juliana ha cometido que provocó la muerte de un menor y su novio en una aparente pelea sentimental. Viajan acompañándose la una a la otra en el abismo de una camioneta familiar, pero las rodea un hálito de soledad e incomunicación aparente que terminará por revertirse hacia el final de la película.

A lo largo del viaje y forzadas por situaciones inciertas, ambas hermanas rompen el esquema de su cotidianeidad e inconscientemente terminan fortaleciendo sus lazos afectivos. Ambas logran comprender que este viaje es un punto de quiebre y que no habrá vuelta atrás. Las personalidades abatidas y asoladas de amabas viajeras terminan por unirse en un vínculo emocional capaz de cerrar las llagas y enfrentar adversidades. Así, la estructura de road movie en la que está contado el filme funciona a la perfección: el recorrido como solución a los retos que plantea la vida. La tragedia cómo vínculo de unión familiar.

Aunada a su estructura narrativa, que enfatiza la sobriedad de los ánimos y la contención en las emociones, Cumbres se destaca por su formalismo cinematográfico en el que el blanco y negro contribuye enormemente a los fines del filme. Cada encuadre, movimiento de cámara, actuación, diálogo o inclusive la ausencia de ellos, parecieran estar planeados y concebidos de modo que caminen permanentemente entre la contención y el desbordamiento dramático de la situación y los personajes.

Gabriel Nuncio ha logrado continuar esa agradable tradición del cine nacional: jóvenes refrescando nuestro cine a través de una notable y elocuente ópera prima.

 

No es una revista, es un movimiento.