97783
Amigos de armas (War Dogs)

Amigos de armas (War Dogs)

29/Ago/2016

Armas, dinero, corrupción y el verdadero significado del sueño americano.

En la vida hay veces en las que la realidad supera a la ficción, sin duda uno de esos casos es el de la historia de Efraim Diveroli y David Packouz, dos jóvenes amigos que a sus veintitantos años lograron convertirse en exitosos vendedores de armas e incluso llegaron a conseguir un importante y bastante redituable contrato con el gobierno de Estados Unidos para abastecer de armamento a las tropas estadounidenses que se encontraban en Afganistán, esto se dio a pesar de que ambos no contaban con una gran educación y lo consiguieron con sus propios recursos, mismos que eran muy limitados cuando iniciaron.

La historia de Efraim y David llegó a los oídos del periodista Guy Lawson, quien decidió escribir al respecto y publicó un artículo en la revista Rolling Stone. Posteriormente, Lawson escribió el libro Arms and the Dudes, contando una vez más lo sucedido pero con lujo de detalle. El artículo y el libro ya mencionados sirvieron como punto de partida para la elaboración de un guión que con el tiempo se convirtió en Amigos de armas, una película que combina hechos reales con algunas partes de ficción en una trama que tiene un poco de todo: acción, drama y humor negro.

La cinta comienza con una breve presentación de la vida de David Packouz, un veinteañero fracasado que intenta ganar dinero y al que los negocios no le salen como él quisiera. Más tarde entra en escena Efraim Diveroli, un antiguo amigo de la infancia de David, a quien le va muy bien con su propio negocio de venta de armas. Ambos personajes se asocian y comienzan a crecer en la complicada carrera armamentista, justos logran superar varios obstáculos y su éxito creciente provoca que se vuelvan más ambiciosos luego de cada trato que logran llevar a cabo. Los dos amigos se asocian con gente peligrosa y poco a poco se dan cuenta de cuáles pueden llegar a ser las consecuencias de sus actos, al menos uno de ellos comienza a reflexionar al respecto.

Amigos de armas es una película entretenida y presenta una historia que es redonda de principio a fin, está lejos de ser perfecta y cuenta con ciertos detalles que le hacen lucir menos, pero definitivamente cumple lo que promete en sus diversos trailers. Esta cinta tiene un buen ritmo y se sostiene bien en su guión, transmite a la perfección la seriedad y lo absurdo de la historia real del dúo Packouz-Diveroli, de hecho logra que el espectador se ponga en los lugares de los personajes y que entienda por qué tomaron ciertas decisiones a pesar de los riesgos que podían llegar junto con ellas.

Vale la pena mencionar que tanto Jonah Hill como Miles Teller hacen un gran trabajo en los roles protagónicos e incluso es fácil sentir cierta empatía con ambos, cada uno le aporta algo de su propia personalidad a su respectivo personaje y con esto se le aporta algo extra al filme. La película funciona bien y le saca todo el provecho que puede a la peculiar historia en la que se inspira. 

No es una revista, es un movimiento.