Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

68009
Amar, beber y cantar: La despedida de Resnais

Amar, beber y cantar: La despedida de Resnais

Hace poco más de un año, el realizador Alain Resnais falleció a la edad de 91 años. Junto con Jean-Luc Godard, François Truffaut, Claude Chabrol y otros autores franceses, fundaron el movimiento conocido como Nouvelle vague o Nueva Ola, que revolucionaría el mundo del cine. Resnais aportaría al movimiento (y al universo del séptimo arte) obras como Hiroshima mi amor, El año pasado en Marienbad o Muriel por citar algunos ejemplos. Amar, beber y cantar fue la última cinta que rodó antes de su deceso.

Partiendo de una pieza del dramaturgo londinense Alan Ayckbourn (al cual ya había adaptado previamente para la pantalla grande en filmes como Smoking/No Smoking y Pasiones privadas en lugares públicos) Resnais construye una entretenida comedia de enredos con una puesta en escena eminentemente teatral y reuniendo a un puñado de excelentes actores encabezados por su la que fuese su actriz fetiche (y pareja hasta el día de su muerte) Sabine Azéma.

La obra muestra a un trío de parejas que tienen un vínculo (amistoso o sentimental) con un personaje llamado George Riley, y que están participando en una obra teatral amateur. Cuando se descubre que este último se encuentra enfermo, se le invita a participar en ella con el fin de animarlo, pero su presencia desata toda serie de conflictos y pasiones al interior de dichas parejas, y los hace confrontarse entre sí, evidenciando en el proceso los sentimientos de cada uno de los implicados.

Amar, beber y cantar marca el punto final en la carrera de un maestro del cine no sólo por tratarse de su último trabajo, sino porque en toda la obra y sobre todo en su desenlace (sin revelar demasiados detalles y echar a perder la sorpresa) se percibe un dejo de despedida, como de una firma clara e intencionada en su testamento cinematográfico, en donde el discurso póstumo dirigido a un personaje, se transmuta en el suyo, invitándonos a recordarlo con nostalgia y alegría.

Este film también forma parte de la 58 Muestra Internacional de Cine.

No es una revista, es un movimiento.