Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

15687

"Rezeta" de Fernando Frías y la receta de la comedia amorosa ligera

11/Nov/2012

Como parte de la selección oficial de largometrajes mexicanos, el festival internacional de cine de Morelia nos trae la cinta Rezeta. Una comedia de amor, un romance complicado al estilo Woody Allen pero con una pizca de chilanguismo fresa. La película nos muestra cómo una hermosa modelo de Albania llega al Distrito Federal por cuestiones de trabajo y termina encontrando allí muchas aventuras que ayudarán a potenciar su visión optimista de la vida. Ella es Rezeta, personaje que da nombre a esta entretenida película de Fernando Frías.

Entre sus andares, la bella eslava se enamorará de un fotógrafo, un intelectual y, posteriormente, de un punk. Y conforme el ritmo de su risa musical se extienda entre las imágenes de la película, su visión sobre el mexicano se irá complicando cada vez más. A Rezeta no le gustan los machos.

Una película que sorprende y divierte al mismo tiempo; sobre todo después de que el director nos platicara que ninguno de sus actores era profesional. Lo cual asombra todavía más mientras uno disfruta de la cinta, porque la comedia es un género que no se logra tan fácilmente y algo que debe reconocérsele a esta película es que el efecto cómico se le da de forma natural. Quizás la película no sea lo mejor representante del género que hayan visto en sus vida, ni tampoco lo más divertido pero al parecer fue una de las favoritas para ganadora, en esta edición del festival. La historia tampoco es nada novedosa, para aquellos que sean fans de las comedias de amor, no resultará nada del otro mundo. Al mismo tiempo el plot nos recuerda películas como Lost in traslation de Sofia Coppola o Ann Pavlova vive en Berlín de Theo Solnik: extranjeros que se pierden en ciudades que les son ajenas y en las que, ya sea por azar o por destino, encuentran algo. Aunque cualquiera de las antes mencionadas me parece más interesante.

La música es otro de los elementos reconfortantes de este filme: una selección de punk y rock que ilustran bastante bien la personalidad de uno de los protagonistas. Y hablando de cuestiones musicales, en algún momento de Rezeta, aparece sorpresivamente (haciendo cameo), un integrante de la banda Molotov. Adivinen quién. De cualquier forma, es una película divertida que, gracias a las buenas actuaciones de los protagonistas, les robará más de una carcajada.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

No es una revista, es un movimiento.