15515
Recordando los 60 con Sally Potter en Ginger & Rosa

Recordando los 60 con Sally Potter en Ginger & Rosa

07/Nov/2012

Sally Potter, a quien recordamos por su seductora adaptación del Orlando de Virginia Woolf y por otras piezas entrañables como The Tango Lesson, regresa este año con Ginger & Rosa.

Esta nueva cinta gira en torno a la profunda relación amistosa entre dos chicas: Ginger (Elle Fanning) y Rosa (Alice Englert), quienes crecerán entre la locura política y el apasionamiento social de los conflictivos, revolucionarios y luminosos años 60. Dos chicas que lucharán, cada cual a su manera, contra el beligerante mundo que les tocó vivir (tan parecido al de nuestros días), a la par que se enfrentan a su entropía interna. De manera bastante sensible, Potter logra conjugar el drama de dos adolescentes en el escenario de aquella emblemática época de espasmos político-sociales.

Es interesante cómo al unísono con la relación de los personajes centrales, corre la otra historia (la que todos conocemos): el conflicto entre unas naciones en tensión y unos misiles siempre al acecho. Hacia el desenlace de este filme el espectador tendrá qué preguntarse si la realidad superó a la fantasía o si el drama meloso absorbió al interesante escenario, con el que Sally Potter nos embelesa durante gran parte de la película.

Además, en la película también contaremos con la actuación de la bella Christina Hendricks –a quien recordamos de la cinta Drive  y de series como Madmen– en uno de los roles protagónicos: como Natalie, la artista frustrada, madre de Ginger.

Ginger & Rosa es un relato entrañable; bastante recomendable para esos nostálgicos de aquella belle époque sesentera y para los fans de los Beatles.

No es una revista, es un movimiento.