Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

35519
La Vida de Adele en el #FICM11

La Vida de Adele en el #FICM11

20/Oct/2013

La nueva película de Abdellatif Kechiche, La vida de Adele (2013), es una verdadera bomba visual y sensorial.

Después de la bastante recomendable Venus Negra (2010), regresa Kechiche con esta nueva cinta sobre el amor, las relaciones humanas y la plástica del cuerpo femenino. La vida de Adele aborda la historia de Adele (Adèle Exarchopoulos), una joven en busca de sí misma, en busca de aquello que la motiva tanto en sus metas vitales como en el aspecto sexual. En sus andares la protagonista conoce a Emma (Léa Seydoux), una estudiante de artes, un poco mayor que ella, con la que tendrá una fuerte relación amorosa; tanto a nivel físico como emocional.

La bella actriz Adèle Exarchopoulos de verdad logra convertirse en la musa de lo salvaje que representa en la película de Kechiche, su expresión angelical, a veces torpe o desafiante logra transmitir al espectador una misteriosa y poco usual ingenuidad. Más allá de ser una historia sobre un romance lésbico, La vida de Adele es un drama bastante bien armado que trata sobre los exabruptos del amor en las relaciones humanas y claro, una diletante excusa para mostrar lo bello: la cinta esgrime contra el espectador desprotegido largas e intensas secuencias eróticas, en las que el realizador parecía estar explorando y experimentando con una mezcla entre las delicias del cine de arte y el frenesí del porno.

Una pieza entrañable y “empiernadamente” visual que te robará el aliento de más de una manera, una cinta que logra poner a cuadro los labios de dos hermosas ninfas del bosque para arrojarlos hacia nuestros ojos. Un filme que consigue producir paisajes del alma a partir de la carne.

No es una revista, es un movimiento.