Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

60203
Guillermo Arriaga y amigos hablan de religión #CIFF2014

Guillermo Arriaga y amigos hablan de religión #CIFF2014

15/Nov/2014

Un día colmado de actividades en torno al escritor, productor y director Guillermo Arriaga culminó con el estreno de Words With Gods, primer entrega de un ambicioso proyecto llamado The Heartbeat Of The World que estará compuesto por largometrajes que aluden a la religión, el sexo, la política y las sustancias.

El primer segmento que pudimos ver esta noche tuvo la participación de varios directores del mundo, dividiendo al filme en nueve cortometrajes. Un poco confuso, pero podemos concluir que Arriaga sigue conservando ese estilo narrativo que mezcla tramas diferentes que convergen en un punto crítico cerca del final.

Recordamos a Babel como uno de los ejemplos más parecidos a Words With Gods, en la que el alcance de las distintas historias era mundial, lejos del urbanismo compacto de Amores Perros años atrás.

Para alguien que personalmente nos dijo que la ausencia completa de la religión sería algo positivo para la humanidad, esperábamos una destrucción total y contundente del concepto de la religión organizada, no importaba de que rincón del mundo proviniera; sin embargo, parece que Arriaga le dio o completa libertad y confianza a los directores que reclutó para el proyecto (Warwick Thornton, Héctor Babenco, Mira Nair, Hideo Nakata, Amos Gitai, Álex de la Iglesia, Emir Kusturica y Bahman Ghobai) de contar una pequeña historia de qué significa la religión para ellos y, aún más importante, qué significa en su país de origen.

La diversidad de los cortos captura algunos aspectos que son innegables sobre el culto a las deidades en todo el mundo: paz, serenidad y la belleza que muchas veces envuelve a los rituales y costumbres. Pero, de manera muy astuta por parte de Arriaga, en Words With Gods sale a la luz cómo la religión divide y, en el peor de los casos, deriva en la violencia desmedida. Tal el caso de Israel, donde Amos Gitai filmó en una solo toma un monólogo declamado por varios actores basado en el libro del profeta Amos, que vislumbraba un entorno de violencia en base a las creencias, mientras que en el fondo de la toma, soldados israelíes se movilizan entre los manifestantes judíos.

Con música de Peter Gabriel, una canción al final con los créditos llamada “Show Yourself” (no precisamente tan memorable como aquella al final de Wall-E) y la lista de cortos curada por Mario Vargas Llosa (escogió el orden en que iban a mostrarse), Arriaga ha complementado su visión con la ayuda de grandes nombres, entendiendo que tiene más sentido ayudarse de talentos más capaces que ser egoísta en el desarrollo de su concepto.

Texto por Iván Lechuga @ilechuga.

No es una revista, es un movimiento.