Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

29009
Por la ruta del desvarío

Por la ruta del desvarío

Cynthia
Flores

25/Jul/2013

Para Ediciones Acapulco, el diseño editorial es un fin; "producir libros con excelente tipografía y cuidada concepción del objeto”, se lee en su página oficial. El statement, francamente, suena a glamour aséptico; a modernidad pop y a todo lo que se ha vuelto fastidioso en la producción artística… pero quien conoce su catálogo sabe que no incurren en la publicidad engañosa. 

ruta

Es cierto que sus libros poseen un diseño impecable, lo cual no significaría nada de no ser por los riesgos editoriales que toman. Desde la publicación de tweetstars con fallidos intentos narrativos, hasta manufactura de libros de arte que han provisto de nuevos significados a lo que constituye leer y ver un libro de tal o cual ilustrador; en Ediciones Acapulco confirman que su límite no es la apariencia (entiéndase “libros bonitos”), y que apuestan los contenidos diferentes.

Esta ocasión, como parte de su Serie RR, nos traen Ruta 23 de Rodrigo Simancas, organizador del Festival ZineAmigos, evento que concentra lo mejor de la autoedición underground y responsable de excelentes fanzines como “¿Quién?” y “Códice Chambelú.

Ruta 23 es un libro encuadernado artesanalmente e impreso con una Risograph de dos tintas, la edición fue de 100 ejemplares, cada una enumerada y firmada. Se trata de un trabajo gráfico: 32 páginas de dibujos, en los que puede verse cómo alguien sale de su casa, toma un autobús e inicia un recorrido a través de una carretera recorrida tanto por automóviles como por naves espaciales.

La línea de Rodrigo Simancas es de marcado grosor y nervio libre, la síntesis en sus formas es tan limpia que recuerda a glifos prehispánicos –aclaro: decir “me recuerda a” no es lo mismo que decir “se parece a”-. Hablar de mexicanidad en las artes plásticas nacionales es muy arriesgado. Contamos con tantos arquetipos que definen a nuestro país que cuando se dice que un artista es mexicano, se piensa que probablemente dicho artista es heredero del muralismo.

El humorismo sexual de Rodrigo Simancas, su habilidad para lo grotesco, la forma en la que reivindica el trazo infantil, actualmente tan explotado, para nada nos remite al simple mexican curious, pero Ruta 23 se siente como un libro mexicano, que surge no de las banderas y las odas sino del peatón y sus calles. Ruta 23 es un libro idóneo para todo aquél que guste del buen dibujo y de los objetos artísticos; es otro riesgo de Ediciones Acapulco, otro acierto.

REDACCIÓN:

Cynthia
Flores

No es una revista, es un movimiento.