18795
Intercambiando arte

Intercambiando arte

07/Feb/2013

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

Las galerías de arte Arróniz Arte Contemporáneo (México) y Christinger De Mayo (Suiza) han realizado un ejercicio que resulta interesante e innovador: un intercambio.

Gustavo Arróniz, Damian Christinger y Andrea Hinteregger De Mayo, los directores de las dos galerías encargadas, fueron los anfitriones de la noche presentando la exposición Superestructures, integrada por los 14 artistas de la galería suiza: Isabelle Krieg, Sinta Werner, Herbert Weber, Nigel Bennet (fotografía), Cat Toung Nguyen, Monica Ursina Jäger (dibujo), Marc Eisener, Michael Gunzburger (pintura), Yves Netzhammer, Marianne Halter, Susanne Hofer (video), Johana Unzueta (escultura en tela) y dos pequeñas instalaciones de Justin Hibbs y Felipe Mujica.

La exhibición nació bajo el pretexto de la globalización, ya que los efectos de ésta han sido evidentes en menor o mayor escala por todos los países. La incertidumbre y la crítica son elementos que tienen en común los artistas que se presentan aunque la problemática sea diferente, por ejemplo, en Suiza se encuentran ante la perspectiva de un país que envejece, mientras que el caso de México es lo contrario con una población cada vez más joven.

Otro de los elementos destacados es que la exposición se montó sobre estructuras de madera con diversas divisiones, mostrando una manera diferente a la tradicional de colgar las muestras artísticas sobre la pared.

Con respecto al ejercicio de correspondencia que se propone, Damian Christinger dijo: “Tratamos de usar al máximo la palabra que define la exposición: superestructures, ya que con las creaciones artísticas se reflejan las inquietudes y críticas de los artistas con respecto a la sociedad y se crea un puente de enlace de los distintos contextos”, también comentó que la elaboración de estructuras de madera para exhibir los trabajos recuerda a su definición en arquitectura y funciona al mismo tiempo para aprovechar el espacio de la galería.

Por otra parte, Gustavo Arróniz comentó que “el intercambio consiste en que Christinger De Mayo presente a sus artistas al público mexicano, por lo que les hemos dado la libertad de usar nuestro espacio de la manera que a ellos mejor les parezca. Y en octubre nosotros iremos a Suiza a exponer los artistas de nuestro programa ante el público suizo; con todo esto, esperamos una interacción entre artistas y público de ambos países”

En definitiva, un ejercicio que gracias al arte y las percepciones plasmadas conlleva a la reflexión de las diferencias y similitudes de problemáticas correspondientes a un mismo tiempo.

La exposición se encuentra en Arróniz Arte Contemporáneo en la colonia Roma y estará hasta el 16 de marzo del presente año.

No es una revista, es un movimiento.