67182
Amarillopastel: El arte de la acuarela y el color

Amarillopastel: El arte de la acuarela y el color

26/Mar/2015

Es maravilloso cuando de la imaginación de una persona pueden surgir seres únicos que, aunque no estén vivos, recrean miles de historias en la mente humana. La ilustración es una actividad artística que tiene mucho de esto en su desarrollo, sobre todo si la magia viene de una mujer que supo -cuando hizo sus primeros garabatos- que eso era a  lo que se quería dedicar.

María Fernanda Jiménez es estudiante universitaria, su ramo es el diseño publicitario, pero su mayor talento está en la ilustración, específicamente en la técnica de acuarela. Con tan sólo 20 años, es ya una reconocida ilustradora dentro de las redes sociales en las que se expone este tipo de trabajo, por ejemplo Instagram.

Ahí sus casi nueve mil seguidores son fieles amantes del trabajo que hace. Decidió adoptar un alias porque dentro del hermoso/horrible mundo de Internet, alguien decidió robar su identidad y hackeó sus cuentas de Twitter e Instagram, lo que la orilló a no usar su nombre real.

De repente, un día común y corriente en el que trabajaba en su estudio, un bote de acrílico jamás usado se cruzó en su camino. ¿Adivinen el color?, ¡exacto!, amarillo pastel. A partir de eso, adoptó el nombre de su casual descubrimiento y lo utilizó como alter ego.

“Ahora me resulta un poco más difícil porque usaba el ‘amarillo’ sólo en las redes sociales, lo mantenía sólo por ahí, después en la escuela, también los familiares, se enteraron de todo el rollo que traía por el Instagram y ahora me dicen así como apodo”, compartió.

Aunque su especialidad es la acuarela, en algunas ocasiones trabaja con acrílicos, crayolas e incluso marcadores; sin embargo es a la primera técnica a la que dedica su mayor esfuerzo.

“Nunca aprendí a iluminar con lápices de color. Empecé a a usar acuarelas de esas escolares y me llamó la atención un taller, entré pero me sentía un poco limitada cuando nos "platicaban" que se podía y/o debía hacer, luego experimenté por mi parte y sabía que era lo mío, igual y no era tan buena pero quería ser ilustradora", afirmó.

Sus composiciones en acuarela están llenas de color, Fernanda cree que es la técnica más compleja de todas, pero es la que mayormente le permite experimentar a la hora de la aplicación, y aunque es un poco tedioso aprenderla, una vez que empezó, se enamoró de todo lo que puede lograr con ella.

"Necesitas aprender a medir el agua, muchas veces el resultado del color no era el que esperabas y tienes que trabajar a prueba y error la mayoría del tiempo, pero dentro de lo tedioso puedes generar más cosas y es una característica divertida de la técnica", aseguró.

Algunas de sus historias están basadas en su propia vida, otras en la música que escucha --su género preferido es el post-rock--, también le gustan los niños, el cine, sobre todo del realizador Hayao Miyazaki, Wes Anderson y Sofía Coppola.

Recientemente abrió su propio taller de acuarela y nos dijo que es la primera vez que lo hace: "Me invitaron y al principio no estaba muy convencida porque tengo poca paciencia, sentía que me iba a costar mucho trabajo expresar lo que quería decir o que entendieran mis explicaciones, pero ya estando dentro, la verdad es una experiencia muy padre el poder compartir con mucho gusto lo que te apasiona y poder transmitir eso a alguien más. Me emociona ver la reacción de cada una de mis alumnas cuando terminan un ejercicio, responder sus dudas y guiarlas. Es el primer taller que doy y he notado que me gusta enseñar y entre mis primeras chicas hay muchísimo talento, me siento satisfecha", concluyó.

Amarillopastel ha participado en ferias y bazares de arte, es miembro del colectivo feminista Let's Watch y una asidua usuaria de Twitter. Busca más de su trabajo aquí y enamórate de su formar de hacer magia con acuarela y color.

No es una revista, es un movimiento.