Caifanes se presentará en El Palacio de los Deportes

Caifanes se presentará en El Palacio de los Deportes

11 Diciembre 2016

Caifanes se presentará en El Palacio de los Deportes

Fecha

11 Diciembre 2016

Lugar

Palacio de los Deportes

Viaducto Rio de la Piedad & Av. Río Churubusco, Granjas México, 08400 Ciudad de México, CDMX, México

Precio

$400 - $1500

Artista(s)

Caifanes

Si eres fan de Caifanes, despide 2016 con ellos desde El Palacio de los Deportes.

La mítica agrupación liderada por Saúl Hernández cerrará con broche de oro su extensa gira alrededor del país con un recital en el Palacio de los Deportes.

No es ninguna sorpresa que Caifanes tenga bien dominado al domo de cobre y siempre toque con casa llena, ya que a lo largo de su trayectoria como banda, el recinto ha sido testigo de épicos momentos protagonizados por el ahora cuarteto, tales como aquel mano a mano con Soda Stereo en el año de 1991, y el festejo de su sexto aniversario en 1993, abarrotando por completo el inmueble, algo que ninguna banda mexicana había hecho hasta ese momento.

El recuerdo ha quedado ferviente en las memorias de todos sus fanáticos, niños, jóvenes y adultos disfrutan por igual del legado de Caifanes, y el próximo 11 de diciembre no será la excepción. Con un repertorio que abarca su corta pero importante discografía, la agrupación capitalina volverá a deleitar a sus fieles “aliados” con verdaderos clásicos como “Mátenme Porque Me Muero”, “No Dejes Que”, “La Célula Que Explota”, “Nubes”, entre otros.

Integrada actualmente por Saul Hernández, Alfonso André, Sabo Romo, Diego Herrera y con el apoyo de Rodrigo Baills, Caifanes repite la fecha y el recinto que hace un año hiciera vibrar a los asistentes, quienes este 2016 cantarán a todo pulmón aquellos himnos ya mencionados que forman parte de una gran historia musical que incluye discos como El Diablito, El Silencio y El Nervio del Volcán, sin contar sus aclamadas compilaciones.

De manera (nada) sorpresiva, los boletos para dicho evento se agotaron cual pan caliente. Todos y cada uno de los accesos, ya fuera el nivel A o el nivel E, están ocupados por fans que, dispuestos a dedicar su tiempo para ser deleitados por los himnos de gran parte de su vida, asistirán sin falta a un ritual más, con la esperanza de que nunca sea el último.

No es una revista, es un movimiento.