31676
Volcano Choir: Postales del sosiego

Volcano Choir: Postales del sosiego
Volcano Choir: Postales del sosiego

/

Artista(s)

29/Ago/2013

Volcano Choir

Repave

Jagjaguwar

2013

Con solo saber que en este proyecto se encuentra parte de Bon Iver, ya podemos imaginar el nivel de melancolía que contiene este melódico y peculiar disco. En dicho álbum, Volcano Choir ofrece piezas lentas y largas, las cuales bien podrían llevarte a la cama antes de dormir, no porque la calidad o el contenido sea aburrido, sino porque seguramente alcanzarás un nivel indescriptible de relajación. Repave contiene una particular energía, guitarras eléctricas en paneo y dulces voces con letras melódicas; todo proveniente de un sitio más personal, privado y profundo.

El álbum comienza lento con un par de guitarras y persecuciones, las piezas brindan una quietud que pone de buenas; es ideal para cuando deseas estar tranquilo, aunque también removerá alguna espina enterrada en la fibra más privada y secreta. En compañía de sintetizadores, coros, loops y un poco de piano, viajarás a través de un espacio en el que tus sentidos se interconectan con las líricas que corren por cuenta de Justin Vernon y Collection of Colonies of Bees, quienes integran el proyecto, el cuál se logró por correspondencia y dio un excelente resultado, en el que los talentos se unen y hacen lo que mejor saben hacer.

El álbum podría ser soundtrack de alguna película, dado el basto e instrumental escenario que ofrece; temas que con solo una voz comienzan a generar ideas en tu mente, recreando un ambiente cálido, hogareño, cercano y tranquilo. Estas 8 canciones tienen el poder de generar un sentimiento, sea cual sea tu perspectiva. Algunos de los temas más destacables son “Byegone”, que cuenta con una letra nostálgica y contemplativa, la cuál abre el paso a la más romántica “Comrade”.

Promesas sin cumplir, despedidas y una canción que demuestra la calidad con la que cuentan los músicos:“Almanac”, con la que se atreven a ir más allá de lo conocido, jugando con efectos, percusiones, sintetizadores, paneos y toda clase de sonido que logre que nuestros sentidos asciendan y deseemos más piezas como esta.

Si no te agradan los ritmos sosegados, apártate, o atrévete a traer a tu mente algún recuerdo de esa chica o chico que te rompió el corazón. De igual forma, si los temas románticos no son lo tuyo, no estarás contento con el disco; sin embargo, no olvidemos que algunas de las canciones más importantes en la historia de la música hablan de amores o en su defecto, el  mal de amores.

Rapave libera nuestros sentimientos más profundos convirtiéndolos en una mística experiencia espiritual.

No es una revista, es un movimiento.