Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

12290
El crepitar eléctrico de Animal Collective

El crepitar eléctrico de Animal Collective
El crepitar eléctrico de Animal Collective

/

Artista(s)

11/Sep/2012

Animal Collective

Centipede Hz

Domino Records

2012

Con cada uno de los discos de Animal Collective se tiene la sensación de estar ante una obra demandante y misteriosa. Como en los mejores trabajos artísticos no entrega todas las respuestas sino que más bien siembra un cúmulo de interrogantes. Sus canciones acumulan capas y capas de  elementos que a su vez multiplican exponencialmente las posibilidades de lectura e interpretación.

Siempre tengo la sensación de que no puedo comprender de un solo golpe su oferta. Hay mucho allí para deglutir y asimilar con paciencia. ¿Cuántos discos no fueron comprendidos en su momento y luego se vuelven en auténticos referentes? Me parece que hacen música para que sea asimilada de mejor manera siempre en un futuro cercano. Estoy convencido de que se trata de visionarios que se catapultan en el tiempo utilizando retazos de la historia de la música.

Por todo lo anterior, habremos de precisar que no se trata de un grupo para las masas. Ellos piden de total complicidad de sus escuchas y son un buen ejemplo de lo que representa una figura de culto. No carecen de capacidad de riesgo y exploración. Disco a disco preservan un principio de incertidumbre que evita cualquier complacencia. Una y otra vez nos sorprenden y Centipede Hz  no es la excepción, así sea retomando algunos elementos de su pasado. Esta entrega está más en la línea de Feels y Strawberry Jam que del Merriweather Post Pavillion, uno de los mejores tres discos de la década pasada, sin duda alguna.

En las 11 canciones que este año nos entregan ya no está tan de manifiesto un tribalismo desbordado. Por ahora no son más habitantes de una tecno aldea, han decidido emprender un viaje psicodélico que pese a lo rebuscado que pueda sonar no niega un guiño pop, claro que de una vertiente mutante.

Han vuelto a ser un cuarteto con el regreso de “Deakin” y buscaron recurrir menos a los samplers y tocar más cosas orgánicamente, aunque a fin de cuentas habrán de rizar el rizo y dar más vueltas de tuerca a su retorcida máquina de sonido. Decidieron optar por “Today Supernatural” como primer sencillo y es una buena jugada pues se trata de una de los temas menos crípticos y de mayor accesibilidad –una melodía no deja de serlo por más que este envuelta en una maraña eléctrica-.

Panda Bear, Geologist y Avey Tare tienen de su lado a su antiguo colega y en su noveno largo se han dedicado a lo que ellos llaman garage roots –sea lo que sea que signifique-, siguen siendo exploradores de la naturaleza del sonido y pueden coquetear incluso con algo tropical de ciencia ficción, como en “Father time”.

El tándem creativo se completa con el productor Ben Allen, que ya es habitual en la obra de los de Baltimore. Juntos saben como crear atmósferas chirriantes, bases rítmicas muy cerca del delirio –debidas a un Panda Bear en papel de baterista desenfrenado-.

Allí está ese cienpies eléctrico que se desplaza emitiendo Hertz por todos lados. Animal Collective también quisieron imaginar como sonarían viejas transmisiones de radio que se perpetuaran en el espacio y las incluyeron como parte de sus composiciones. Al menos en la lírica se mantienen un tanto más aterrizados y las frases que sueltan son más domésticas.

He aquí una sesión más de fluído lisérgico; un brebaje extraño que fascina ante la imposibilidad de identificar todo lo que contiene. Antes que nada hay que tener toda la fe depositada en quien te lo ofrece. Una decisión valiente que siempre será muy bien recompensada.

No es una revista, es un movimiento.