Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

10783
Come of Age: El camino agridulce hacia la madurez con The Vaccines

Come of Age: El camino agridulce hacia la madurez con The Vaccines
Come of Age: El camino agridulce hacia la madurez con The Vaccines

/

Artista(s)

10/Ago/2012

Artista: The Vaccines

Álbum: Come of Age

Disquera: Sony

Año: 2012

A tan sólo dos años de haberse conformado, el cuarteto británico no ha dejado que sus seguidores se aburran con las canciones de su álbum debut; pues con tanto coro pegajoso, festivales alrededor del mundo y buenas críticas por parte de las revistas de música especializada, en el mes de septiembre lanzarán su segunda producción discográfica titulada Come of Age.

“No Hope”, su primer single, habla de ese momento -que seguramente todos hemos pasado- en el que no sabemos que hacer con nuestras vidas, pues empezamos a tener más responsabilidades, tomar decisiones y una serie de cuestiones que sólo quieres olvidar porque eres demasiado joven como para pensar que hacer con tu vida. Con esta canción, el disco puede sonar bastante potente y arriesgado, pero no debemos olvidar la combinación de melodías bastante lentas, como es el caso de “I Always Knew” que logra describir la perfecta etapa del enamoramiento para después regresarte a la realidad; o con una que otra guitarra distorsionada en “Weirdo”, sin olvidar “All In Vein”.

El bajo y la voz grave se ven más expuestos en canciones como “Ghost Town” que podría quedar ad hoc para alguna animación con esqueletos o una caricatura de terror. “Bad Mood”, te hace recordar la tonadita de “Wolf Pack” de su primer disco, What Did You Expect From the Vaccines?, mientras que el ritmo de la batería de “Change of Heart 2” se parece al inicio del famoso “Wreckin’ bar (ra ra ra)” con el que se hicieron famosos a finales del 2010. Otra de las canciones que ha logrado la atención del público es “I Wish I Was a Girl”, ya que con ella, Justin Young, logró explorar si la vida sería más fácil siendo una chica al sólo preocuparse por su belleza y las marcas que vestía.

A pesar de haber tantas canciones bastante buenas, hay otras que más bien son bonitas, entre ellas “Aftershave Ocean”, que por alguna extraña razón me imagino a alguien tratando de sacar a bailar a la persona que le gusta pero no se atreve, y cuando por fin tocan esta melodía, lo logra. El corito que ya empiezas a tararear innatamente devuelve a la parejita en un estado en el que se olvida del mundo entero y bailan al compás de la música. La segunda canción me sigue pareciendo perfecta para escucharla hasta morir, sobretodo por la suave tonada de la guitarra, la tristeza de Justin al cantarla, pero más bien por la el hilo de esperanza del “Lonely World” en el que estamos viviendo.

Probablemente Come of Age no sea tan pegajoso como el primer disco, pero las letras, al igual que la portada en blanco y negro, logran reflejar el difícil paso de la juventud hacia el mundo adulto, ya sea experimentando un gusanito por no encajar con los mismos gustos que tiene la sociedad, tocar desde tu garaje sin realmente querer ser un ícono, o los horribles cambios de humor en los que prácticamente te la vives peleado con el mundo.

El disco producido por Ethan Johns está tan equilibrado con una energía que llega hasta la cúspide para después ir decreciendo con probaditas exactas de suavidad, que no lo vuelven ni tan comercial, ni tan aburrido para tus oídos, con estos matices nos damos cuenta que no sabremos que esperar de los Vaccines para el tercero.

No es una revista, es un movimiento.