45600
Band of Skulls: La reinvención de un cavernoso sonido

Band of Skulls: La reinvención de un cavernoso sonido
Band of Skulls: La reinvención de un cavernoso sonido

/

Artista(s)

31/Mar/2014

Band of Skulls

Himalayan

Electric Blues Records

2014

Hablar de Reino Unido es recordar toda una historia de victorias musicales que esta ocasión se sigue reinventando gracias a Band of Skulls.

La cuenta regresiva rompió el plazo de los días con el lanzamiento del tercer álbum de estudio de esta banda originaria de Southampton, Inglaterra,  titulado "Himalayan", cuya producción corrió a cargo de Nick Launay, reconocido por su trabajo con Yeah Yeah Yeahs, Arcade Fire y Nick Cave & The Bad Seeds.

El nuevo material dio a luz dos sencillo antes de ponerse a la venta, el primero de ellos fue "Asleep at the Wheel", que eleva al álbum con una marcada instrumentación. Es fácil percibir su carácter gracias al vocalista, Russell Marsden, quien contrasta vocalmente con la exquisita fusión de guitarra y batería.

El esqueleto sonoro del disco tiene sus bases en un rock bien hecho; sonidos limpios, fuerza y el imperdonable matiz británico envuelven a las 12 canciones que construyen el cavernoso recorrido auditivo de esta producción.

Para hacer honor al disco llega su tema homónimo, el cual revoluciona, acelera y envuelve con su digerible ritmo y rock orgánico. Nombrar “Hoochie Coochie” y no remontarnos al rojo compilado anecdótico de la historia es casi imperdonable, ¿será que por ello retoma el nombre? lo cierto es que la sensualidad se materializa en una persecución sonora.

La profundidad no se encuentra ausente en "Cold Sweat" y el "I Guess I Know You Very Well", temas mas lentos, lúgubres y con una lírica que plasma la vulnerabilidad de un amor quebrado. "Brothers and Sisters" irrumpe con un  rock pegajoso, se desenvuelve, evoluciona y muta; una canción clave del álbum y que inevitable nos remite a Franz Ferdinand.

"Nightmares" fue el segundo sencillo, en el cual los miedos adoptan piernas propias para salir de lo sombrío y adentrarse a un estilo más melódico que incluso puede adoptar reminiscencias que desde The Beatles hasta Alex Turner. Muestra de ello es también "You Are All I Am Not".

Conforme transcurren los temas el estado anímico se ilumina. El recorrido se descongela con "Get Yourself Together", canción que tras el estruendo sonoo plantea un panorama estable, misma que al igual que “Toreador” conserva la potencia de acordes y líricas de ecos vibrantes.

Sumergirse en una mezcla dorada de rock puro, puede hacer volar el tiempo. Sin duda, Himalayan se inventa y reinventa en esta ocasión. Un álbum que da pauta a una buena definición del nuevo carácter de rock inglés sin olvidar los grandes orígenes de su tierra.

No es una revista, es un movimiento.