Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

9213
Spaghetti a la Ramone

Spaghetti a la Ramone

05/Jul/2012

A lo largo de la historia de la música, un sinfín de personajes han demostrado pericia e interés en disciplinas alejadas de los escenarios, disciplinas y labores que cual patrones se repiten a través de generaciones de músicos. Desde escritores, pintores, actores y directores de cine, hasta las más disparatadas como bailarines, programadores de videojuegos, escultores y políticos, pero muy pocas y carismáticas como la faceta de chef y crítico de cocina de Marky Ramone.

El célebre baterista de la ya desaparecida, y por demás extrañada agrupación The Ramones, mientras no está de gira alrededor del mundo con su banda, Marka Ramone’s Blitzkrieg (dedicada a tocar lo mejor del catálogo de los Ramones) y acompañado de Michael Graves (quien fuera el vocalista de Misfits en sus aclamados álbumes American Psycho y Famous Monsters), se dedica a la cocina y la crítica de ésta.

Mark ha aparecido en dos ediciones del programa de televisión “Sin Reservas” (del también crítico de cocina y punk confeso Anthony Burdain) y ha escrito ocasionalmente para la página “Chef Central”. Además, nuestro Ramone favorito comercializa a través de su pagina web su salsa marinara para pasta "Marky Ramone's Brooklyn's Own Marinara Sauce", compuesta de diversos y misteriosos ingredientes de la cocina de este legendario baterista, que también tocará en Richard Hell & The Voidoids, y tiene sus propios proyectos junto a The Intruders y The Speed Kings.

Marky, quien nos visitó por última vez en la edición del 2009 del Vive Latino, comercializa frascos de esta salsa por 88 dólares la caja en varias zonas de Estados Unidos, y fundó los "Cruisin' Kitchen", enormes furgonetas que circulan en la ciudad de Nueva York vendiendo albóndigas de alta cocina preparadas con dicha salsa. Según el baterista, cuando él era joven y vivía en los suburbios de Brooklyn, lo más barato que podías comer -sin comprometer tu dignidad humana- era el spaghetti con salsa... y esta creación que ya va para dos años en el mercado, es un regalo de calidad para todos aquellos entusiastas de la pasta y que quieren condimentar sus alimentos con un toque Ramone ¡Provecho!

No es una revista, es un movimiento.