Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

13343
EL MENSAJE DE CHERÁN

EL MENSAJE DE CHERÁN

03/Oct/2012

México ha sido el país más representativo para un hombre en busca de paz interior y de un sentido para su existencia. Su nombre es Héctor Guerra, un tipo “demasiado europeo para los latinos, y demasiado latino para los europeos”. Como consecuencia de la oleada de hip-hop en España durante los años 90, Guerra se identifica con el género y lo vuelve un estilo de vida. En el 2005 forma un colectivo multinacional llamado Pachamama Crew, que pronto se convertiría en un fenómeno en su país natal, Estados Unidos y Latinoamérica.

En entrevista con Indie Rocks!, Guerra nos platicó sobre su incursión en la música, así como los pros y contras de ser artista independiente: “Empezamos cantando en los metros. Cuando iba caminando por el metro vi a un tipo tocando el violín y la percusión. Vi que hacían dinero y no había ningún rapero haciéndolo… dije: ¡coño!, ¿y si lo hacemos? Vamos a lanzarnos por ahí en vez de con una discográfica. Así, en una semana vendimos 3 mil copias y cuatro  años después hemos sacado nuestro primer disco con Warner Music. Gano muchísimo más vendiendo en la calle que estando con Warner, pero necesitamos de una disquera para entrar en ciertos festivales y estar en la industria como queremos”.

Su carisma y chispa lo han llevado a lugares insospechados. Una visión llevó al rapero hacia nuevos horizontes, y así llegó hasta México para emprender un nuevo vuelo. “Llegué aquí por algo espiritual. Nosotros teníamos en Pachamama un brujo cubano. Nos enseñó ejercicios de respiración en los que alguna vez entramos en trance. En uno de esos trances,  fue  que me vino una imagen de que me tenía que venir a México a ver a un chamán  que me estaba buscando. Lo dejé todo y me fui a Michoacán. Ahí, dando una entrevista, me vinieron unos indígenas del Cherán y dijeron: ‘ven a Cherán, tienes que venir a conocer porque hay una revolución’. Hablé con la chamana, quien me dijo que era momento de unirse todas las razas: blancos, mestizos, negros, japoneses, indígenas… y de trabajar todo el mundo juntos”, compartió Guerra.

Después de su experiencia en Cherán, Héctor Guerra conoció a Rubén Albarrán y se unió a la lucha por la defensa de Wirikuta. “Fue algo de lo más especial que he vivido en la música. Ver a 60 mil personas abrazándose diciendo amor, me impactó como nunca en mi vida”, dijo el artista. Actualmente, Guerra se encuentra promocionando su más reciente producción titulada Amor Desde el Infierno. Se trata de un disco doble que presenta el lado obscuro y alegre del rapero. “Uno es mucho más orgánico, el otro es más electrónico. A mi me encanta la música súper obscura, súper underground, pero por otro lado soy una persona muy alegre. Para llegar a la luz, tienes que pasar por la obscuridad, y si no vives en la obscuridad,  nunca puedes valorar la luz”, expresó el artista.

Tal ha sido el éxito del álbum que la KCRW eligió “What up?” como canción del día, lo que representó la materialización de un gran sueño del músico. “Fue una ilusión porque yo era seguidor de esa radio y soñaba con algún día venir con el carro por aquí por Los Angeles, y escuchar mi canción”, dijo Guerra.

El próximo 28 de octubre, Casa Rasta abrirá sus puertas a público de todas las edades con una gran fiesta de presentación de Amor Desde el Infierno. Las puertas se abrirán a las 17:00 horas y disfrutarán con invitados especiales.

Les dejamos la rola de "Cherán" y "What Up?":

No es una revista, es un movimiento.