Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

25609
Una noche de baile con Shout Out Louds

Una noche de baile con Shout Out Louds

Juliana
Alvarado @iammyowncat

31/May/2013

Detalles

Con un telón alusivo al nombre del grupo sueco, luces azules y poca gente, El Plaza Condesa se dio cita para ver por vez primera a Shout Out Louds. Formados en 2001, esta banda atrajo no sólo a jóvenes, sino también a uno que otro adulto. Chelas por todos lados, gente sentada en el piso y conversaciones vacías, fue así como 10 minutos después de las nueve el concierto dio inicio.

“Sugar” fue el tema de apertura para esta presentación, la gente, expectante ante lo que la banda tenía por ofrecer,  pero al mismo tiempo moviéndose al paso de la batería y el bajo, todo entremezclado en un ambiente tenue y relajado.

“Esta es la primera vez que visitamos Mexico, estamos encantados de estar aquí”,  fueron las palabras con las que dieron inicio a otra rola perteneciente a su última producción: Optical. Los agradecimientos continuaban, mientras que Adam, vocalista de la banda, después de dar una pequeña introducción al baterista y con unos acordes débiles, introdujeron la siguiente canción: “Impossible”.

El sentimiento de la interpretación fue lo que más prendió al público, esos renuentes, o desconocedores de la agrupación, se tornaron cautivados ante la voz y coros de Bebban. El alargamiento de rolas y más baile fueron parte de lo que para ese entonces, ya era un romance consolidado de los suecos hacia los mexicanos.

“Llevamos 10 años esperando venir, y finalmente, estamos en nuestro último show por América aquí, en México. ” Sonaron un par de canciones más tranquilas, pero que no dejaban a los asistentes estáticos, sino todo lo contrario, brincos, aplausos y gritos, todos reunidos bajo los ojos del tigre siempre observante y brilloso ante las luces turnadas del escenario hacia el público.

La energía cósmica se hizo presente tal como el telón representaba con las prolongaciones de “Fall Hard” y posteriormente, con más de su nuevo álbum como las clásicas “Illusions” y “Blue Ice”. Mientras las parejas se besaban, el levantamiento de celulares se encontraba en su máximo; algunos grabando, otros tomando fotografías. Era el momento, todo permaneció estático pero no menos interesante, el ambiente se convirtió en una melancolía popera combinada con guitarrazos fuertes y alargados, todo para volver al stand by melodioso de “Please Please Please”, rola que no podía faltar en esta presentación.

Durante una pausa entre la euforia del auditorio y la emoción de los intérpretes, Ted, encargado de las percusiones, en un español bastante claro y orgulloso dio las gracias y presentó a cada uno de los integrantes de Shout Out Louds. Así, emprendieron el viaje con los primeros acordes de “Very Loud”, sencillo lanzado en 2004 y que tal como Stenborg lo dijo en entrevista para Indie Rocks!, “es la canción que los define como banda” y efectivamente, su interpretación fue perfecta. Cambio de guitarras y otros instrumentos, ideales para cerrar la primera parte del concierto.

Sólo 3 melodías formaron parte del encore. El público, ya inmerso en la atmósfera agradable y vivaz del quinteto de Estocolmo, se vio silenciado con “Tonight I Have to Leave it”, canción que ha sido la encargada de dar cierre a todos sus shows por América.

15 interpretaciones llenas de magia, vivacidad, emoción y entrega culminadas en una, fue lo que cerró con broche de oro la primer aparición en tierras aztecas de Shout Out Louds. Banda que en definitiva, es digna de ver en vivo más de una vez, y que a pesar de no ser conocidos dentro del mundo musical mexicano, la impresión causada fue una de las mejores.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Juliana
Alvarado @iammyowncat