Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

18970
Tantra Fest 2013, una noche de buena música y mala organización

Tantra Fest 2013, una noche de buena música y mala organización

Noel
Orlando Calderón López @Soy_Noel

11/Feb/2013

Detalles
{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

El domingo 10 de febrero se llevó a cabo la primera de dos fechas del Tantra Fest 2013, un festival que lucía bastante interesante ya que ofrecía un cartel variado que incluía a algunas bandas desconocidas, junto con otras que ya llevan un camino recorrido en la escena del rock nacional.

Aunque las intenciones de quienes estuvieron al frente de este evento eran buenas, la verdad es que todo estuvo muy mal organizado, sobre todo en lo referente a la producción: en ocasiones la luz en el escenario no era la suficiente, el audio iba y venía, pero, en toda la noche, nunca llegó a estar del todo bien.

El concierto inició alrededor de las 15:30 hrs., a pesar de que se había indicado que comenzaría hasta las 17:00 hrs. Primero, el escenario recibió a las jóvenes agrupaciones como Frecuencia Silenciosa, Polar Radio y otras, las cuales lo intentaron, aunque dejaron claro su inexperiencia.

El Foro Reforma estaba a menos de la mitad de su capacidad y no se llenó. La mayoría de las personas que se encontraban entre el público animaban a los grupos abridores y, por sus gritos de apoyo, se notaba que se trataba de sus familiares, de manera que, al voltear, era fácil ver en el lugar a padres de familia, hermanos menores, tíos e incluso abuelos.

Cerca de las 19:00 hrs. la música tuvo un breve receso para darle paso a una pasarela de moda en la que las modelos lucieron diseños originales, inspirados en diferentes épocas. Al terminar, el escenario fue tomado por GG Bross, banda originaria de León, Guanajuato que le puso un mejor ambiente a la noche al interpretar algunos de sus temas más conocidos, como “Añeñe”, “Chinito” y Ay Ay Ay.

El público se prendió bastante con la actuación de los GG Bross, lo cual fue aprovechado por Elis Paprika, quien, con su banda, Los Black Pilgrims, demostró lo que es tocar con actitud. Durante aproximadamente 40 minutos sonaron “Feliz”, “Te quiero mucho” y más temas conocidos de su discografía, hasta les dio tiempo de tocar un fragmento de “Killing In The Name Of”, original de Rage Againts The Machine.

Las dificultades técnicas continuaron, causando que la siguiente presentación se tardara más de lo esperado en comenzar. Cuando el problema parecía estar solucionado, al grito de “ya están listos para rockabilly”, los Rebel Cats comenzaron la fiesta con “Para Nada”, “Diversión” y “Cuando no estoy contigo”. La gente respondió muy bien con la música de Vince y compañía, pero, desafortunadamente, sus voces no se escucharon del todo bien debido –una vez más- a fallas con el audio.

Los Abominables fueron los encargados de cerrar el festival, brindaron un gran espectáculo y nos regalaron un final perfecto, con todo y que siguieron los problemas con el audio. Aboo, Zette y el resto del grupo dieron lo mejor de sí.

El primer día del Tantra Fest no resultó como se esperaba, esperamos que se analicen las fallas y que se corrijan, para que el próximo domingo las cosas salgan mejor.

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Noel
Orlando Calderón López @Soy_Noel