Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

18166
Queremos de vuelta a We Have Band

Queremos de vuelta a We Have Band

Édgar
Hernández

21/Ene/2013

Detalles
{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

Cuando vas a escuchar a una banda nueva no sabes realmente qué esperar, y mucho menos si se trata de su primer concierto en tu país. Sin embargo, ver una larga fila de personas esperando entrar al show, resulta una buena señal (o al menos las expectativas incrementan). Ese fue el caso con We Have Band, quienes se presentaron en El Imperial.

El frío invernal hacía titiritar a todas las personas que esperaban acceder, pero  ya dentro del recinto hubo un cambio en la temperatura que provocó cierto placer del que nadie quería escapar. No hubo que esperar mucho para que We Have Band empezara a tocar los primeros acordes de “Where Are You People?”, canción  con la que - sin excepción alguna - todos los asistentes se  pusieron a bailar.

A lo largo del concierto, Darren Bancroft y Thomas Wegg-Prosser nos hicieron saltar, gritar y desbordar energía en canciones como “Divissive” o “Watertight”, en las cuales se notó un poco la  ausencia de Dede por los comentarios amargados de algunos asistentes; y aunque todo parecía conjuntarse en una gran fiesta, los británicos también mostraron su lado sentimental al tocar la primera canción que compusieron y una de las que estará incluida en su próximo álbum, Ternion.

Esa atmósfera tranquila y perfecta para admirar la pasión que proyectan al tocar, también se pudo percibir en “Steel in the Groove”, pues ambos se movían al ritmo de las canciones tratando de animar al público. De hecho, el tema más alocado de la noche fue “OH!”, en el que fluyó una energía que provenía desde lo más profundo de cada uno de los asistentes; parecía como si a Darren y Thomas los hubieran contagiado con su entusiasmo para encontrarse en la misma sintonía. Al finalizar esta canción, los integrantes salieron del escenario dando por entendido que el concierto había acabado, pero gracias a los gritos de todos, We Have Band regresó.

El encore estuvo un poco flojo a comparación de las canciones anteriores, pero a pesar de ello, todos se mostraron dispuestos a seguir viendo a su banda favorita (o como fue en mi caso, escucharla por primera vez). Después de la tercera canción los integrantes se despidieron, no sin antes agradecer a aquellos que hicieron posible esta tocada, logrando cerrar con broche de oro este gran concierto organizado por Bandtastic y El Imperial.

We Have Band demostró que no es necesario tener muchos discos bajo el brazo para poder dejar todo en el escenario, y más aún cuando es la primera vez que visitan un país. No hay duda de que esta agrupación británica tiene mucho potencial para regresar muchas más veces y enseñarnos que las cosas bien hechas logran dar frutos en el futuro.

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Édgar
Hernández