16076
Noche de chistes y música con la Triciclo Circus Band

Noche de chistes y música con la Triciclo Circus Band

Cortesía
Plaza Condesa/ Yunuén Velázquez

19/Nov/2012

Detalles
{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

Tan sólo unos días antes me encontraba por primera vez en el Plaza Condesa para ver y disfrutar de una de mis bandas favoritas del punk rock, pero esta vez - mi segunda vez en ese gran foro - me encontraba frente al mismo escenario para presenciar el show de una banda que algunos amigos me habían recomendado mucho, una nueva y muy diferente propuesta para mis oídos: Triciclo Circus Band. 

Era una noche fresca y llegué caminando a El Plaza. Había llegado mas o menos a las 8:30 de la noche, media hora antes de lo indicado en el boleto. Fue para mí una gran sorpresa llegar y ver tanta gente lista para entrar, la mayoría usando narices de payaso, algunas rojas y algunas otras negras, incluso había unas cuantas que se iluminaban. Nunca me imaginé que tanta gente se reuniría esa noche. 

Pocos minutos después de las nueve, al escenario subió un trío que comenzó a tocar un peculiar estilo de música, algo así entre folk combinado con tango creado por tan sólo un acordeón, un contrabajo y un clarinete. Se hacían llamar Tres Tristes Tangos, agrupación que de inmediato captó la atención de los asistentes y que se mostró muy contenta y emocionada por deleitar a cada uno de ellos. Mencionaron el por qué era tan importante para ellos haber estado tocando ese noche, y es que para ellos la Triciclo ha sido como un hermano mayor.

Después de más o menos cuatro largas canciones y una “extra” que el público pidió, el escenario estaba listo para los chistes y la variada música de la Triciclo Circus Band y la presentación de su primer disco "No corro, No grito, No empujo".

No pasó mucho tiempo para que la emoción, acompañada de gritos y aplausos se dejara escuchar al ver a los maquillados integrantes de la Triciclo subir al escenario. El show daba comienzo y tanto los asistentes como la banda se mostraban muy emocionados. Algo que me gustó demasiado y que fue realmente interesante es que la música de la TCB es prácticamente inclasificable. Reggae, ska, folk, jazz, polka y hasta ese estilo gitano “gogol bordellezco” se pudo escuchar durante la noche del pasado jueves, siempre impregnando su música con ese toque circense y fiestero del cual son dueños. Además, es necesario mencionar que la Triciclo Circus Band es una banda que realmente se preocupa por interactuar con su público, y es que aprovecharon cada momento para hacer bromas e incluso para bajar del escenario y tocar, bailar, brincar, correr y reír entre la gente.

Fueron casi dos horas de risas, brincos y fuertes cánticos para llegar al fin del espectáculo y para que los integrantes de la TCB se perdieran entre el negro del escenario. Más narices de payaso, sonrisas y buenos comentarios sobre la banda se vieron y escucharon a la salida del Plaza y es que sin duda fue una noche muy divertida y satisfactoria la que ofrecieron tanto los Tres Tristes Tangos como la Triciclo Circus Band. 

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Cortesía
Plaza Condesa/ Yunuén Velázquez