Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

14872
Marillion en el Plaza Condesa

Marillion en el Plaza Condesa


Alejandro Meléndez

30/Oct/2012

Detalles
{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

La noche del sábado 27 de octubre la banda británica Marillion dio su segunda presentación en la ciudad de México, concierto con el que cerró la gira 2012 por Sudamérica y nuestro país. A diferencia de la noche anterior, que tocó en el Teatro Metropolitan, su presentación en el Plaza Condesa permitió a la audiencia una experiencia más cercana gracias a la acústica y a las dimensiones del foro.

En punto de las ocho treinta de la noche, sin pirotécnica ni artilugios escénicos más que la iluminación, una manta de grandes dimensiones que mostraba el arte de portada del más reciente álbum titulado Sounds That Can’t Be Made -esa especie de concha de nautilus o molusco similar diseñado por el artista Simon Ward-, y su presencia sobre el escenario, la emoción se apoderó de los asistentes cuando Marillion inició el show con "Cover My Eyes (Pain And Heaven)".

A través de una cálida comunicación que incluyó saludos y agradecimientos en español, la banda que inició su carrera como parte del movimiento neo-progresivo hace ya treinta y tres años se apropió del público e interpretó en casi dos horas un recorrido musical que incluyó canciones de sus discos Marbles, Afraid Of Sunlight y Misplaced Childhood, así como de su más reciente producción.

Quien no conociera el trabajo de la banda y estuviera esa noche en el Plaza Condesa por circunstancia, pudo disfrutar de las melodías llenas de texturas y paisajes sonoros creados por la banda en conjunto y de las letras poéticas e introspectivas escritas por el cantante Steve Hogarth, contagiado por la emoción de los seguidores más fieles de la banda, abrazados, cantando extasiados o tarareando con los ojos cerrados mientras los sentimientos fluían al compás de canciones como "Kayleight".

Los fans escucharon éxitos ya conocidos y que han puesto a Marillion entre los primeros lugares en las listas de éxitos británicos, como la ya mencionada "Kayleigh" y "Lavender", ambas piezas parte de su disco de 1985 Misplaced Childhood, así como canciones de su décimo séptimo álbum: Sounds That Can’t Be Made que le da nombre al álbum, "Power", una de las dos canciones con las que comenzaron a promover el álbum en YouTube desde hace unos meses y "Pour My Love", tema del cual el cantante comentó que no habían interpretado antes en vivo y que desató la ovación de los asistentes.

Marillion cerró la velada con un doble encore que incluyó las piezas "No One Can",  "Easter" y "Neverland". Aunque el sonido de Marillion ha recibido muchos apelativos a lo largo de su trayectoria, su estilo musical ha evolucionado de forma continua y le ha dado un lugar en la música sin etiquetas.

Grabado en el Racket Club de Buckinghamshire, al sureste de Inglaterra, y en los Real World Studios propiedad de Peter Gabriel, Sounds That Can’t Be Made fue lanzado el 17 de septiembre de 2012. La gira que los ha llevado a dar conciertos en Estados Unidos, México y Sudamérica continuará por Europa durante 2013.

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:


Alejandro Meléndez