33992
La importancia de llamarse Peter Hook

La importancia de llamarse Peter Hook

Cynthia
Flores @cherryflores_

01/Oct/2013

Detalles

Vivir de glorias pasadas no es sano ni honesto, aunque ha resultado un negocio bastante rentable, pues es bien sabido que la nostalgia vende y mueve masas. Si bien no una persona no hace a la banda, quien ha sabido conservar la esencia y la potencia de aquellas legendarias agrupaciones de las que formó parte es Peter Hook.

La segunda visita de Hooky, acompañado de The Light, fue recibida de buen grado desde su anuncio; a pesar de la escasa información en un principio y el cambio de foro, los fanáticos no se desanimaron y agotaron los boletos de un concierto que donó sus ganancias a la Cruz Roja Mexicana.

Pasadas las 9.30 salieron a escena 4 personajes vestidos de negro, y sin más preámbulos, dieron inicio al set de Slaves of Venus que incluiría las canciones más representativas de aquella banda liderada por Ian Curtis. "Atmosphere", "No Love Lost", "Isolation","Digital" y "Shadowplay" ensordecieron a un público que, arremolinado frente al escenario, gritaba y bailaba esquizofrénicamente.

Tras un breve descanso llegó el segundo set de la noche, en el que Peter Hook & The Light interpretaron en su totalidad los dos primeros álbumes de New Order. "In a Lonely Place" se encargó de reavivar los ánimos de aquellos que se habían distraído en la barra comprando cervezas, mientras que "Ceremony" provocó gritos desaforados y que una nube de celulares y cámaras flotara sobre nuestras cabezas tratando de captar el momento.

El público bailaba y se abrazaba incluso con personas que no conocían; trataban de imaginar como debió haber sido pasar una noche en el mítico The Haçienda. Tras "Doubts Ever Here" y "Denial", la banda dejó nuevamente el escenario por unos minutos para regresar con la maravillosa "Cries & Whispers" y "Everything's Gone Green". El concierto siguió su curso, "Age of Consent" y "Ultraviolence" cimbraron cada rincón del Lunario y provocaron que el piso ondulara bajo nuestros pies.

Pasada la media noche llegó un nuevo encore en el que los cientos de personas ahí reunidas intercambiaron miradas, sonrisas y calurosas palmadas en la espalda, Hooky apareció de nuevo en escena portando una bandera de New Order que minutos después provocaría una  pequeña trifulca entre el público.

"Temptation" y "Blue Monday" destrozaron el lugar, pusieron a bailar a absolutamente todas las almas presentes y dieron paso al gran cierre con "Love Will Tear Us Apart", tema que fue coreado hasta las lagrimas entre torpes empujones.

Peter Hook no es New Order; actualmente, ni siquiera New Order es New Order. Pero este concierto dejó claro por qué Hooky fue decisivo en la composición de aquellos temas que se convirtieron en himnos generacionales y que hasta nuestros tiempos, se siguen adoptando como estandartes.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Cynthia
Flores @cherryflores_

No es una revista, es un movimiento.