14780
Itlafest 2012: Pachuca Hidalgo

Itlafest 2012: Pachuca Hidalgo

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

29/Oct/2012

Detalles
{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

El viernes por la tarde, muchos jóvenes estudiantes, adolescentes y amantes de la música nos dimos cita en el recinto ferial de la ciudad del viento y los pastes, Pachuca, Hidalgo, para disfrutar de un cartel que abarrotó el lugar con más del doble de asistentes que en años pasados.

Los eventos masivos en esta pequeña y bonita ciudad han ido creciendo con el tiempo, y el Itlafest se ha vuelto parte de los conciertos más esperados, ofreciendo desde su primera edición bandas populares que son parte de la historia musical de cada uno de nosotros.

Este año, el Instituto Tecnológico Latinoamericano (ITLA) eligió el 26 de octubre para que a partir de las tres de la tarde, los que esperaron con ansías ver a su banda favorita, hicieran fila y encontraran el mejor sitio para poder disfrutar todas las presentaciones.

Con una entrada algo caótica y elementos de seguridad un poco prepotentes, los asistentes pudieron encontrar stands con mercancía, comida y cositas en su camino al Escenario Marinela que se vio engalanado por bandas como Febe, Pakita Kabeza, Krishna Has An Orgasm, Valkiria y VD Music.

Poco pasadas las cuatro de la tarde, cuando el sol estaba próximo a convertirse en aire, las bandas estelares empezaron a hacer su aparición. Primero Pato Machete, seguido de Los Daniels quienes prendieron a sus seguidores con canciones de su álbum A casa, como: "Quisiera saber"- con la adorada Natalia Lafourcade en las pantallas- "Really Sex", "Al más allá" y "Todo se acabó" con la que Ismael invitaba a todos a alzar palmas y a cantar junto a él.

La asistencia iba en aumento cuando a eso de las 5:40 de la tarde DLD pisó el escenario para presentar extractos de Primario, un disco en el que según las palabras de uno de sus integrantes: se  trata de volver a lo básico, a la esencia; principio y final de todo a través de una canción. Y así fue, pues tenían a los fans felices al ritmo de "Pagarás""Viernes" y "Arsénico".

Justo en ese momento rosado de la tarde (y un poco retrasados debido a la logística del evento) hizo acto de presencia una de las bandas favoritas de muchos de nosotros: Kinky, pues en lo personal, (y sé que muchos de ustedes estarán de acuerdo conmigo) verlos en vivo es diversión garantizada, es como jugar a ser niños de nuevo y bailar como si no hubiera un mañana. Entre aplausos, gritos y propuestas de matrimonio, Gil Cerezo y compañía regalaron felicidad con las tradicionales "Mexican Radio", "Sound tha mi primer amor" y "Negro día", mientras tanto globos rojos gigantes empezaron a rodar entre la gente que emocionada bailaba sin parar.

Así pues, con una noche que apenas empezaba a entrar acompañada de un viento intenso, la pantalla mostraba el nombre de un grande del rock nacional, era el tiempo de Molotov, que al tomar sus instrumentos no dejaron a un público insatisfecho, ya que absolutamente todos cantaban al son de los clásico: "Here We Kum", "Give Me The Power" (con la que se me enchina la piel al escuchar el canto de una juventud despierta, una juventud que se identifica con lo que sucede y encuentra eco en una canción), siguió "Frijolero", que con la compañía de Ulises de Kinky en el acordeón, provocaron una gigante ovación.

La noche ya estaba puesta, los asistentes esperaban con ansias al cuarteto invencible que ha perdurado en el corazón de todos aquellos fanáticos que crecieron y crecen bajo la influencia de este rock mexicano: Cafe Tacvba. Aplausos, gritos, bailes, ternura. Canciones como "Ingrata", "Eres" y "De este lado del camino" hicieron que Rubén Albarrán, Emmanuel del Real, Quique y Joselo Rangel fueran apapachados con esa cálidez característica de los pachuqueños, pidiendo abrazos colectivos y aprovechando presentar algo de lo que es su nueva producción: El objeto antes llamado disco. Sin embargo, no fueron los que cerraron el festival.

Los asistentes ya dejaban ver sus chamarras para cubrirse del frío, así, las luces apagadas y el sonido de una Ipad dejó entrever a Bostich + Fussible quiénes estaban dispuestos a hacernos olvidar el clima tras poner al público a bailar sin parar al son de "Tijuana Makes Me Happy" y "Norteña del Sur", y hacer de esta noche un término agradable y con muy buen sabor de boca.

Así fue como un viernes se nos pasó volando. Un evento que puede ser enteramente bueno, pero que debe trabajar en una buena logística, respeto al público, a los medios y por supuesto a las bandas a las que invita. El Itlafest es una buena propuesta, pero debe pulirse al cien por ciento, pues ofrece bandas que a todos nos gustan y que les garantizan un lleno total. Sin embargo cuenta con detalles que resultan poco agradables para muchos, que brindando un aporte con la compra de un boleto esperan recibir “algo más”. Esperemos que el 2013 venga con ese extra que todo organizador debe darle a lo que hace.

Aquí les dejamos las fotos. ¡Disfruten!

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Pablo
Navarrete @pabnavarrete