24419
Funk a la tercera potencia: Los Tetas

Funk a la tercera potencia: Los Tetas

Pablo
Salvador @_PSalvador

17/May/2013

Detalles

Si existe un público tolerante, ése es el mexicano, quien a cambio de buena música acepta retrasos y mala organización en los eventos. En esta ocasión, esos detalles se tradujeron en poca audiencia, la mitad del lugar, y en varias fallas de audio como los molestos feedbacks, que en teoría, no tenían que estar presentes ni ser tan prolongados después de un muy extendido soundcheck.

Después de tantas peripecias, llegó un antídoto administrado en tres tiempos. Apareció en primer lugar Fiusha, el equilibrio perfecto entre una aplanadora con toneladas de groove y la exacta precisión del buen gusto aderezado de inteligentes y consonantes letras.

Presentaron rolas de su segundo álbum Funk The Power, próximo a salir, a lado de invitados especiales entre los que se encontraba la talentosa Iraida Noriega en la voz, la MC mexicana Ximbo encargada de improvisar versos rapeados y los músicos Alan Fajardo (trompeta) y Fernando Su (percusiones), marcaron el beat y el tempo a seguir en esta fiesta funk.

En segundo lugar, Los Músicos De José, también estrenando álbum, interpretaron en su mayoría cortes del nuevo Quasanimal, disco mucho más rockero, pero que conserva su esencia, y también una que otra rola en versiones renovadas de sus tres anteriores discos.

Su presentación se inclinó más hacia el sonido hip hop, en parte por la participación de su invitado Charlot, MC también presente en las versiones de estudio.

Por último, después de casi una hora de montaje y un segundo soundcheck con todo y público, aparecieron Los Tetas en escena, con la tranquilidad que les da la fama que les precede y media decena de producciones bajo el brazo.

Una larga ausencia en los escenarios fue una de las razones para que un público que les extrañaba se entregara desde un inicio. Abrieron su presentación con un avasallador sonido funk-disco-hip hop que les sirvió para lograr mover una masa uniforme de fans de arriba hacia abajo.

Interpretaron parte de su nuevo trabajo, como el sencillo "El Movimiento", que fue bien recibida, además de varios clásicos noventeros entre los que destacan "Papi, dónde está el funk?" y "Corazón de Sandía", piezas que fueron una razón más para hacer cantar a los presentes a lo largo de casi dos horas de calor rítmico en esta esperada presentación.

El lazo entre la banda y la audiencia fue estrecho, provocando que Tea Time se arrojara a los brazos de un público que lo recibió de buen grado. El carisma y la interacción de los músicos en el escenario disipó el fantasma de viejas rencillas entre ellos, rencillas que en su momento provocaron la disolución de la banda.

A final de cuentas, esta larga noche en Pasagüero tuvo una excelente dosis de funk con dos bandas nacionales, que no le piden nada a nadie, y una leyenda internacional.  

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Pablo
Salvador @_PSalvador

No es una revista, es un movimiento.