17308
Bloc Party, redefiniendo la palabra energía

Bloc Party, redefiniendo la palabra energía

Cynthia
Flores @cherryflores_

17/Dic/2012

Detalles
{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

Después de tres años de no tocar tierras mexicanas, Bloc Party - uno de los conjuntos ingleses más importantes de la última década- regaló a los capitalinos una noche exorbitante.

Minutos después de las once de la noche - el recinto - envuelto en chiflidos desesperados y el descontento de varios asistentes, se vio circundado por el frenesí y la energía que se hace presente en cada presentación del grupo. Además de mucho baile, rock y sudor; mucho sudor.

Los primeros acordes de Rusell apelaron a la primera pista de la nueva entrega discográfica de la banda, Four, con "So He Begins To Lie", los cuales fueron acompañados por los poderosos beats de las percusiones de Matt Tong, quien se mantuvo sin playera por el resto de la noche. Mientras tanto, disfrazado del emblemático ex corredor de los Pieles Rojas de Washington, Clinton Portis, Kele Okereke alentaba a los presentes a juntar sus palmas al ritmo de canciones como "Hunting For Witches", "Kettling", "Real Talk" y "Coliseum", aparte de bromear con el público e incitando a uno que otro valiente que se sentaba en los hombros de un desafortunado a quitarse la playera.

El hilo conductor sonoro de la noche nos remontó a tiempos del Silent Alarm, entonando temas como "Positive Tension", "Banquet" "Blue Light", mismo que desprendió el alma de los concurrentes, llevándolos a terrenos más íntimos al corear al unísono "You are the bluest light" con la melodiosa voz de Kele.

Después de retirarse por un momento, regresaron con un encore vibrante y elocuente, digno de abrumar y dejar atónito a la audiencia con temas como "Signs", "Team A", "Ares""Flux" y un pequeño cover de "We Found Love" de la intérprete Norteamérica Rihanna.

Al terminar otra breve pausa, el tiempo de las complacencias llegó y aunque era muy complicado satisfacer a esas alturas a todos los asistentes, no pusieron mayor reparo al escucharse "This Modern Love" cuyas letras fueron susurradas en un vaivén de brazos que se movían en armonía de izquierda a derecha.  Sin embargo, la noche se transformó súbitamente en una descarga de empujones y arrebato al escucharse las primeras notas de "Helicopter" en donde el ímpetu se apoderó de todo el auditorio en una noche llena de adrenalina.

Sin duda, lo que hace atractivo a Bloc Party no es sólo el entretenimiento que ofrecen a los sentidos por la impecable interpretación de sus temas, sino la interacción constante que mantienen con su audiencia. Kele es una persona extrovertida en el escenario, alentando al público a no desistir al cansancio físico, acercándose a ellos,  inclusive, portando una bandera de México a su espalda que los fanáticos le extendieron; es un alivio ver que el rock va perdiendo ese halo de solemnidad que alimenta el fanatismo y se enfoca a brindar experiencias que dejan un buen sabor de boca entre los espectadores.

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Cynthia
Flores @cherryflores_