Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

29523
Festival Antes - Día 4: De la Guitarra a la Fiesta

Festival Antes - Día 4: De la Guitarra a la Fiesta

Daniel
Castillo @dannker

03/Ago/2013

La primera noche oficial del Antes de Que Nos Olviden ofreció dos extremos distintos: Se encontraron el instrumento y la computadora, el head-banger y el baile colorido, se congregó un público conformado por una serie de curiosos personajes, desde borrachos performanceros hasta serios melómanos. Se menciona al público por ser uno de los grandes detalles que vuelve tan distinto a este festival. Entre el simple compromiso social de la asistencia, puede encontrarse verdadera emoción por escuchar sonidos nuevos, intercambiar proyectos, comentar y criticar. Podemos decir, sin temor a la exageración, que en el Antes se pone en marcha aquella consigna de Tom Waits lanzada en uno de los Record Store Day: “Hands on! Critique! Interact! Discuss! Survive! Live Now!”.

El escenario lo abrió Goodbye Japan, proyecto de Abel Ibañez, editor de ERRR-Magazine. Él es un claro ejemplo de las diferencias entre lo inderdisciplinario y lo habilidoso. En una de las grabaciones provistas por el staff del Antes, Goodbye Japan se escucha como lo-fi premeditado y de mucha contundencia emocional. En vivo, todas las reverberaciones, los ecos y distorsiones pasan a una guitarra afinada, agradable y, finalmente, plana. Afortunadamente, la guitarra es un instrumento inacabable, y Acidandali exploran sus posibilidades.

Con atmósferas que iban de lo armónico al ruido blanco, Acidancali es una banda que no permite el baile pero si lo sorpresivo. Este reseñista tuvo la fortuna de conocerlos en el tapanco del edificio abandonado en Ayuntamiento, y a título personal, recomiendo enfáticamente a este trío. Logran hacer de la interferencia un sentimiento de tranquilidad, y se arriesgan a re-versionar canciones tan difíciles como “National Anthem” de Radiohead. Muy a pesar del estigma dejado por Austin TV, Acidancali bien podrían funcionar como una banda instrumental.

Aunque algunos comentaron que la línea musical fue cortada por falta de criterio, nosotros pensamos que se trató de una maniobra calculada. De la tranquilidad, los visuales en vivo y la llana atención a la música, era momento de intensificar el ambiente. Es fácil iniciar una fiesta, sólo se requieren de canciones fáciles y la noche del viernes hace el resto. El reto está en poner a bailar a la gente al mismo tiempo que escuchan nuevas propuestas, algo que fue logrado por el Antes y que se agrega a su lista de aciertos.

Dokta Dude es un señor que, por su apariencia, bien podría ser un vendedor de piratería en el metro. A pesar de su voz deficiente (sin flow, sin mucho sentido), sus beats encarnan el aspecto cocainómano de los ochentas. Tanta fue su interacción con el público que se podía cantar con él, escenificando una especie de karaoke y de freak show.

Es un cliché escribir “la cúspide de la noche”, pero a veces las frases comunes definen la realidad. A Dokta Dude le sucedió Yesco, proyecto de Alec Sander. Se piensa que la música electrónica requiere de luces parpadeantes y de músicos que vistan a la última moda. Sin nada que ofrecer más que su presencia joven y no muy extravagante, Yesco, confirmó ser un músico más que un maestro de ceremonias en fiestas. Quienes no conocían a Yesco se llevaron una agradable sorpresa, por su bajo situado en la categoría reverberante de Jamiroquai y sus elegantes bases electrónicas.

Así cerró la primera noche firmada por el Festival Antes de Que Nos Olviden. El edificio en Ayuntamiento se  vació bastante temprano, pero la fiesta iba a continuar. No se olviden que hoy será la sesión maratónica de clausura, que contará con los más variados proyectos, como hip-hop norteño, heavy metal y surf juvenil. Será en el Salón Los Ángeles situado ubicado entre Eje Central y Eje 1 Poniente, y será todo el día. No hay pretexto para faltar. 

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Daniel
Castillo @dannker

No es una revista, es un movimiento.