Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

149569
Pride 2019: Ma Rainey y el lesbian blues

Pride 2019: Ma Rainey y el lesbian blues

Conoce a Ma Rainey, una de las primeras cantantes lesbianas de la industria musical moderna.

En la década de la opulencia y con el racismo latente, donde los hombres dominaban las orquestas de swing y ser una cara linda de Broadway era lo único a lo que podía aspirar la mujer en la música, una cantante afroamericana y lesbiana se convirtió en la gran empresaria de la industria y una orgullosa self made woman.

Gertrude Pridgett pasó a ser Ma Rainey a los 18 años, con la llegada del nuevo siglo y su boda con el cómico Pa Rainey. Comenzó a salir de gira con la compañía que armó con su esposo y que luego fue absorbida por The Rabbit's Foot Company. La cantante no inició desde la cima, su vida fue difícil, pero la música era lo que mantenía sus ambiciones y también a flote cuando recorría el sur de los Estados Unidos.

Para inicios de 1920 la artista ya era reconocida en casi todo el país por sus letras ácidas, peculiar voz y gran manejo en el escenario. No era parte de las caras blancas que se mostraban en películas o hacían presentaciones en grandes teatros, pero al ofrecerle algo a la clase obrera del país, se pudo hacer de sus propios teatros, una compañía, autobuses y un contrato con el sello Paramount.

Siendo una cantante consagrada, hizo que su esposo se hiciera a un lado y aprovechando su situación de poder, Ma Rainey por fin pudo comenzar a expresar su verdadera sexualidad. Mantuvo relaciones con varias mujeres, una de ellas se dice que fue Bessie Smith, su protegida y corista, que después se le conocería como la "Emperatriz del blues".

Pero la artista no solo aprovechaba la situación en su beneficio, pues convirtió su compañía en un refugio para la comunidad LGBT. Sus bailarinas eran lesbianas, sus asistentes homosexuales y en general el movimiento vaudeville le abría sus puertas a la liberación sexual, como a Gladys Bentley, una vocalista que incluso llegó a casarse con otra mujer.

Sin importarle estar con un sello discográfico importante y pensando poco en los rumores de la clase acomodada y blanca que tanto la despreció, Ma Rainey no se detenía al hacer declaraciones en sus canciones. Una de ellas, tal vez la más directa y polémica fue en "Prove It on Me Blues" en la que dice: "I went out last night with a crowd of my friends, it must've been women, 'cause I don't like no men. Wear my clothes just like a fan, talk to the gals just like any old man".

Rainey no solo fue una cantante dedicada, que grabó cerca de 100 canciones en su carrera, y con un legado musical considerable. También fue una persona valiente que decidió no apegarse a los valores de una sociedad intolerante, que buscó con romper con estándares y desaprobó el matrimonio, como una institución que sometía a la mujer.

Con sus acciones y su música, la cantante fue de las primeras artistas que incitaron a la gente a terminar con disimulos, mostrarse con libertad y alejarse de estereotipos. Pues no era una lucha que iban a hacer por su cuenta, siempre podían buscar refugio con su Ma Rainey.

No es una revista, es un movimiento.