32653
Unos Buenos Machetazos: Tú Eres el Siguiente

Unos Buenos Machetazos: Tú Eres el Siguiente

10/Sep/2013

Tú Eres el Siguiente

Adam Wingard

Sharni Vinson, Joe Swanberg, AJ Bowen

EUA, 2011

HanWay Films

Para la nueva película de Adam WingardTú eres el siguiente (You're Next, 2011). ¿qué se puede esperar? Asesinatos violentos y mucha sangre.

Del director de V/H/S (2012) y V/H/S (2013), llega Tú Eres el Siguiente como un hachazo de refrescante y divertido gore. Un día perfecto para celebrar la cena perfecta con la familia perfecta, los Davison. Los padres invitan a los hijos para conocer a sus prometidas; todos ríen hasta que una flecha le vuela los sesos a uno de los invitados. La cacería ha comenzado y un grupo de asesinos que usa máscaras de animales (zorro, cordero y tigre) presidirá el festín de sangre.

Todo será miel sobre hojuelas (o mejor dicho, sangre por todos lados) para los atacantes, hasta que la bella Erin (Sharni Vinson), novia del pacifista Crispian (Aj Bowen), se revele como una superviviente nata, una máquina de matar que sacará las cosas de balance. Erin, quien fuera entrenada por un padre paranoico para sobrevivir a cualquier situación, intentará a toda costa hacer frente a los agresores de la familia de su prometido. Lo que parecía una simple carnicería, se tornará en una verdadera y asquerosa masacre.

La película se encuentra en la frecuencia slasher, estilo en el que un asesino va liquidando sin piedad a un grupo de personajes incautos. Al mismo tiempo, comulga con las parodias realizadas a este género, como el caso de Scream (1996); filme donde se alteran todas las reglas del género. Algo similar sucede en Tú eres el siguienteAdam Wingard tuvo el tino para pensar algunos de los asesinatos de sus personajes: como una muerte por licuadora y un asesinato fotografiado desde una cámara programada.

No será el azar si la película nos evoca un Bruce Willis en Duro de matar, la protagonista de esta cinta también dará su buena batalla. Además de las divertidas secuencias de suspenso, algo que no dejó de fascinarme fue el tremendo parecido de Sharni Vinson con la bella Cat Power; y como sorpresa adicional, en la película actúa la encantadora Amy Seimetz, protagonista de Upstream Color (2012), con un papel pequeño y de muerte rápida.

No es una revista, es un movimiento.