Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

13324
Una buena campaña y una verdadera sed de justicia hicieron la diferencia

Una buena campaña y una verdadera sed de justicia hicieron la diferencia

03/Oct/2012

Toques de queda, detenciones, redadas, asesinatos, allanamientos masivos, fusilamientos y enfrentamientos armados, fue lo que Chile vivió a partir de 1973 debido al golpe de Estado que se realizó en contra del gobierno constitucional del socialista Salvador Allende. A partir de este suceso, Pinochet comenzó a subir los escasos peldaños que le faltaban para asumir el mandato del país primero como presidente de la Junta Militar de Gobierno, en conjunción con el nombramiento de jefe supremo de la Nación, para finalmente ser declarado Presidente de la República ratificado en 1980.

La película No, próxima a estrenarse en el mes de noviembre, plantea de forma muy clara la perspectiva publicitaria que el director chileno Pablo Larraín y el guionista Pedro Peirano, quisieron compartir en el filme. En la cinta, Gael García protagoniza al publicista René Saavedra, un exiliado que años después regresó a Chile sin saber que se convertiría en una de las piezas fundamentales para derrocar la dictadura de Pinochet. Su mayor contribución en la campaña del No en el plebiscito de 1988, fue caminar con el estandarte de la alegría y la esperanza, asumiendo las burlas y consecuencias que la controversial campaña generaría.

El contexto de la película es planteado de manera muy sencilla pero bastante eficaz. La utilización de material original añade un carácter creativo e ilustrativo, logrando transiciones en el tiempo realmente interesantes. El simple hecho de observar las diferentes campañas, te mantiene atento. La documentación es el corazón de esta película que supo combinar escenas gráficas con otras que fuera de su contexto resultan ser paradójicamente hilarantes. No se pueden perder en definitiva esta película, que además cuenta con la participación de otros actores como: Alfredo Castro, Luis Gnecco, Jaime Vadell y Antonia Zegers.

No es una revista, es un movimiento.