Guarda tus favoritos

Guarda tus favoritos

Log In
Tus Favoritos

Música > Reseñas > The Sherlocks — Live For The Moment

12 Octubre 2017 Por Sergio Ang

The Sherlocks —
Live For The Moment

Infectious Music (2017)

Artista: The Sherlocks

8

Live For The Moment: Un debut inmejorable.

La banda británica pasó un buen tiempo abriéndose camino entre la escena independiente de Europa, teloneando giras para Richard Ashcroft e incluso The Buzzcocks. Además, dieron mucho de qué hablar al ser el primer grupo sin disquera ni un álbum publicado en lograr un sold out con una gira por el Reino Unido.

El disco inicia con “Will You Be There?”. Con esto los ingleses van por lo seguro, ya que es un tema potente, perfecto para abrir este material, además de que llegó al número uno en las listas de sencillos en su país.

Le sigue el tema que le da nombre al álbum, uno de los mejores en realidad. Se puede notar la influencia de los Arctic Monkeys y otras agrupaciones británicas de principios del año dos mil como Bloc Party e incluso Razorlight, por los elementos que van entre el garage y el post punk, además de contar con una melodía que a mi parecer tiene un estilo cercano al new wave. Esto se repite con “Escapade”, aunque esta me recuerda más a bandas como Interpol y Editors.

Después de que la banda nos presentara todos sus éxitos, en los que el dominio del tiempo se hizo presente, logran su verdadero sonido, algo único y que no depende de nadie. “Chasing Shadows” nos muestra un lado nuevo de The Sherlocks pero también un estilo fresco, nada que hubiéramos escuchado este año.

Con “Blue” la cadencia se mantiene, aunque se adquiere un tono más suave por parte de las guitarras y la batería. Lo que más destaca de este tema es la letra, pues plasma todo el camino que pasó el grupo en busca del éxito, pero se puede adaptar a cualquier situación.

A diferencia de su antecesora, “Nobody Knows” inicia con fuertes riffs, que hacen una pausa cuando entran las vocales. En poco más de seis minutos se nos presentan diferentes texturas, pero en general podemos decir que todo va en acenso para que sobresalga el coro. Pasa algo parecido con “Was It Really Worth It?”, pues tiene un intro muy interesante, aunque aquí la sutileza de los elementos lo hacen una canción olvidable, pero cabe mencionar el buen trabajo de la batería y la letra.

Baja la energía con “Turn The Clock” y –a pesar de que ya habíamos dejado las influencias de Arctic Monkeys muy atrás– este recuerda mucho al álbum solista de Alex Turner, debido al ritmo acompasado acompañado por la guitarra acústica y algunos toques instrumentales, incluso el tono de voz se asemeja.

La calma termina con “Last Night”, pues desde el primer segundo suena una fuerte batería. Con este tema, al igual que con “Heart Of Gold” volvemos al estilo que nos mostraron al inicio del disco.

“Motions” es la última sorpresa de The Sherlocks, pues empieza con una grabación tipo lo fi donde se puede escuchar solo una guitarra acústica y al vocalista. Sin embargo, a los pocos segundos explota, evolucionando en una especie de indie folk. Para el final, los británicos buscan cerrar con algo emotivo y “Candlelight”, que cumple con esto y resume todos los sonidos que abordó la banda.

Con este disco, The Sherlocks confirma que es una banda a la que hay que seguir de cerca, no es un álbum que los catapulte a la fama, pues ya se están comiendo al Reino Unido y empiezan a crecer en Latinoamérica. Pero sin duda crecerán a pasos agigantados y pronto tendrán un lugar importante en festivales como el Glastonbury o el Lollapalooza, así como en las listas de ventas.

 

Sergio Ang