Guarda tus favoritos

Guarda tus favoritos

Log In
Tus Favoritos

Música > Reseñas > Arcade Fire — Everything Now

26 Julio 2017 Por Roy Rojas @NOSSTROMO

Arcade Fire —
Everything Now

Columbia (2017)

Artista: Arcade Fire

9

El nuevo y bailable álbum de la banda más importante de Canadá, Arcade Fire.

En la historia moderna del rock hay un lugar especial para Arcade Fire. Las firmas de Win Butler, Régine Chassagne, Will Butler, Richard Reed Parry, Tim Kingsbury y Jeremy Gara son relevantes para la música y para una generación que ha estado pendiente de ellos desde 2005. La banda tiene un nuevo álbum, se llama Everything Now y tiene unos momentos brillantes.

Se trata de una entrega circular como lo era The Suburbs, con motivos recurrentes como el titulo de las canciones o primera y segunda parte de un tema. Están unidos en una lógica discursiva que les permite mantener sus diferencias: mientras “Everything_Now (Continued)” es más breve que sus símiles, “Everything Now (Continued)” -sin el guión bajo- tiene un arreglo de violines y synths semitrágico hacia el final, y el sencillo “Everything Now” es un disco rock a la ABBA o Irene Cara con instrumentos de cuerda en una pista de baile. Win Butler insiste en que lo necesita todo, un coro orquestal resplandece, parece que el tema puede tomar otro rumbo, pero no sucede. No hay épica en la composición, ese momento en que la canción se desprende de sí para convertirse en algo más, en un manto que cubre los alrededores como un eclipse lunar (“Ready to Start”, “Sprawl II (Mountains Beyond Mountains”, “No Cars Go”, “Black Wave-Bad Vibrations”, “Crown of Love”).

La voz de Régine Chassagne es disonante, el punto angular en la mayoría de las composiciones, juega con la voz principal con su tono semi agudo como si fuera una niña con las muñecas (“Everything Now”, “Signs Of Life”), es una psicópata desquiciada en un grito enfermizo en “Creature Comfort” mientras la línea de bajo y unos synths igual de alucinantes brillan como luces estrosbócopicas, o puede ser un instrumento que se disuelve perfectamente con los otros siendo la voz principal de “Electric Blue”. La banda hace algo especial con las voces, la del propio Butler que en “Good God Damn” baja el tono y se desliza ligeramente sobre el coro principal, parece que se desvanece (“maybe there’s a good God, Could there be a good God? damn“) y en la última frase se levanta el tono de una manera mística. Tremendo.

Hay algo que ha cambiado sustancialmente en la banda, encontró el camino para seguir siendo potente sin dar giros repentinos y sin ser grandilocuente, pero no es simple o directa en su sonido… es distinto lo que ha hecho. Deja que la música encuentre su propio ritmo, que brote de los instrumentos como un agujero del que sale agua cuando ya no puede contenerse más, que tome el control de los integrantes, hace pausas cuando así lo necesita. “Put Your Money on Me” es el momento cumbre del álbum, cuando crees que lo has visto y escuchado todo de Everything Now, Arcade Fire pone esto en el cerebro. El bajo manda, el bajo conduce, el bajo es el eje, indica cuando debe entrar la voz de Butler desde abajo; cuando tiene que unirse Régine haciendo eco; cuando deben aparecer las trompetas, es el maestro de ceremonia. Hace las pausas. Parece que se aleja, que se baja del estrado, que ya no hay más que decir. ¡Y nuevamente ahí está conduciendo la canción! “Put Your Money on Me” es ese nuevo Arcade Fire del que hablamos.

Everything Now es otro trabajo maravilloso de los canadienses.

Roy Rojas @NOSSTROMO