Guarda tus favoritos

Guarda tus favoritos

Log In
Tus Favoritos

Música > Entrevistas > Entrevista con Tripnotik

Entrevista con Tripnotik
Entrevistas           17 febrero 2017

Entrevista con Tripnotik

Por Dafne Carballo

Autogestión y una crítica aguerrida a la insensibilidad que permea nuestros tiempos.

Fotografía: Raúl Merino – Dr Bass Lines 

En una de estas tardes de invierno que parece verano subimos a la terraza de las oficias de Indie Rocks! para charlar con Tripnotik, proyecto de corte experimental nacido en la Ciudad México hace una década, cuyas influencias musicales se permean fundamentalmente por el dub, el trip hop y el downtempoCon espontaneidad de viejos conocidos, Veisha, miembro fundador de la banda y Weedow, colaboradora frecuente que también presta su voz durante las presentaciones en vivo,  nos compartieron su punto de vista no solo sobre la música, sino sobre las implicaciones de la misma en tiempos de crisis social.

10 años y cuatro materiales discográficos se cuentan en la historia de Tripnotik, quienes desde sus inicios han optado por la independencia como forma de acción, llevando su proceso creativo a un lugar que no necesariamente obedece a las formas comerciales. “Más allá de hablar de tendencias o estilos, algo que es fundamental para nosotros es hacer la música que nos gusta, e ir evolucionando a partir de nuestro crecimiento personal… Cuando estuvimos componiendo este último disco (Humanizer, 2017) no se pensó en que sonara a algo ‘más actual’ o a algún género determinado;  lo que buscábamos era que musicalmente nos expresara de la manera más honesta. Somos un proyecto que se nutre mucho de lo que pasa a nivel social y a partir de eso nuestro sonido se ha ido transformando y mostrando diferentes aspectos”, aclara Veisha.

Arriesgarse a navegar contra corriente muchas veces lleva como implicación lograr que las cosas sucedan sin ayuda de terceros. A propósito de ello Veisha comenta: Tripnotik es un proyecto que se ha desarrollado en la autogestión al 100%; trabajando desde la producción, la dirección de los videos, la gestión cultural, etc. Quienes lo integramos nos dedicamos completamente a cuidar de su concepto y todo lo que está pensado detrás”.

A pesar de que Humanizer –su cuarta producción– fue compuesto entre el 2015 y el 2016, hace algunos días el álbum salió a la luz trayendo consigo no solo un solo un sonido revitalizado después de una pausa de casi cinco años, sino también una fuerte crítica a los procesos de descomposición social que aquejan nuestros días, sobre todos aquellos producto de la tecnología que nos aislan. Para Veisha “la crítica a la tecnología y el cómo nos mantiene aislados tiene que ver con la cultura del ‘I’ ¿sabes?, del iPhone, del iPad… en otras palabras del ‘Yo’ que se maximiza por encima de todo lo demás. Por otro lado, se ha desatado un fenómeno en donde irónicamente hay tantas posibilidades tecnológicas para conocer personas pero a la vez estamos tan aislados… A eso añádele la carga de violencia que estamos viviendo y cómo nos dejamos arrastrar por esa inercia viendo en tiempo real infinidad de cosas que son terribles y aterradoras, y que cada vez nos parecen más naturales… y no se puede estar ajeno a  ello, esa también es una función del arte, de la música. Nombramos a este disco Humanizer en honor a eso: simplemente a  la necesidad de abrazar a alguien y sentirlo, saber cómo está. Un principio tan básico que parece que hemos olvidado”.

tripnotik humanizer

Con cara seria, Weedow rompe su silencio y opina: “Creo que estamos viviendo una especie de obscurantismo en donde todo el mundo está muy ocupado tratando de mostrar las partes más felices a través de las redes, o en donde todo tiene que tener una etiqueta. Ya no nos estamos fijando en lo que pasa a nuestro alrededor, ya sea para comunicarlo o sentirlo. Por otro lado, la ventaja de la tecnología actual es que estamos expuestos a mucha gente que busca decir algo y que nunca hubiera encontrado una voz si no fuera por ella… esa es una influencia que tenemos que agradecer”.

Algo fundamental en el sonido de este proyecto ha sido su tendencia a involucrar otros artistas en el proceso creativo,  Tripnotik  ha pasado por diferentes etapas y se ha enriquecido por muchas colaboraciones (música, literatura, video, actuación) generando diferentes sinergías. “Los dos primeros EPs los hicimos nosotros nada más, pero ya a partir del tercero –Prosumer (2011)–, trabajamos en la idea de las colaboraciones, lo cual ha sido muy enriquecedor porque tú tienes una particular visión de cómo va a sonar un tema, pero en el momento en que entra alguien más, le da a la idea un giro totalmente distinto a lo que esperabas.  Lo padre de esto es que no hay una formula, y que al final como músico, te retas a reinventarte, al probar distintas maneras de hacer las cosas para poder trabajar”, confirma Veisha.

Weedow quien ha vivido de forma cercana todo este proceso hasta convertirse en un camarada más en la banda, sonriente nos cuenta su experiencia: “Yo me integré con ellos desde el disco pasado porque estaban buscando a una cantante para las presentaciones en vivo. La verdad me sentí muy integrada desde el principio, pero más ahora que trabajamos en Humanizer, donde me dieron la oportunidad de tener un espacio para escribir un tema (‘Dark Clouds’) y donde además pude pelotear con Veisha la canción que estaba escribiendo para su hija (‘A Song For Life’)”.

Si bien, componer y poder grabar un disco es parte importante del desarrollo de cualquier agrupación, el fin de todo es encontrar una audiencia capaz de relacionarse con ello. Veisha reflexiona sobre esto: “Ahora, en cuestión de públicos ya nada es masificable, lo que permite a los artistas buscar sus propias audiencias. Ya no necesitas llegarle a todos ¿para qué quieres hacerlo? Lo principal es entender la naturaleza de tu proyecto. Para nosotros lo verdaderamente importante es llegar hacia ese  público de nicho que está más enfocado en escuchar. Queremos que nos escuchen, es más que cierren los ojos y ni siquiera vean al grupo… No nos gusta la barrera que hay entre el escenario y la audiencia, buscamos que la gente se pueda integrar a una experiencia donde participe”.

El tiempo nos pisa los talones y es necesario romper nuestra conversación para regresar a las ocupaciones cotidianas, antes de despedirnos Weedow enfatiza: “Es importante mostrar que estamos pasando por un momento en el que hay que abrir los ojos, hacer evidente que nos están tratando de separar porque es más fácil manejar a los que están divididos. Para Tripnotik es fundamental poder expresar esa realidad en letra, en música… Espero que Humanizer encuentre los oídos de mucha gente que quizá al escucharlo pueda pensar: ‘Esto me toca, esto refleja la situación que está pasando en mi país, y sí, tengo que solidarizarme más con mis hermanos’”.

Visita el Facebook de Tripnotik

Dafne Carballo