Guarda tus favoritos

Guarda tus favoritos

Log In
Tus Favoritos

Música > Entrevistas > Entrevista con Antonio Sánchez

Entrevista con Antonio Sánchez
Entrevistas           13 Junio 2018

Entrevista con Antonio Sánchez

Por Iván Lechuga

El músico Antonio Sánchez nos cuenta de como trabajó con González Iñárritu para musicalizar Birdman, y cómo surgió la idea de proyectarla con esa musicalización en vivo.

El 24 de marzo del 2015 Alejandro González Iñárritu hizo historia al ser el segundo mexicano consecutivo en ganar el premio a mejor director en los Óscar. Era la primera comedia del director, después de haberse desenvuelto en el género dramático principalmente, algunos de sus filmes, incluso, dramáticos hasta pasar a lo deprimente, tal es el caso de Biutiful (2010); pero el punto es que uno de los elementos más innovadores de Birdman fue el soundtrack compuesto únicamente por batería que le dio a la trama una potente vibra, muy ad hoc a la locura desatada en esta comedia negra de González Iñárritu.

Platicamos con el autor de dicho soundtrack, el músico Antonio Sánchez, en la antesala de su presentación en el Auditorio Nacional, donde estará musicalizando en vivo la película entera. Nos contó del primer acercamiento con el director, y cómo es trabajar con él.

“Pues me contactó por teléfono en el 2013, me parece, y me dijo: ‘mira, estoy pensando en hacer mi nueva película, va a ser una comedia negra y se me ocurrió que la banda sonora podría ser batería exclusivamente, ¿quieres ser parte del proyecto?’, le dije: ‘obviamente’, no dudé un segundo, le dije que sí, y posteriormente tratamos de idear cuál sería la mejor manera de hacerlo”, dijo Sánchez.

¿Y cómo trabajaron? ¿compusiste en base a algo que ya estaba filmado o con el guión? o ¿cómo fue?

“Me mando el guión, lo leí y empezamos a trabajar con eso antes de que empezaran a filmar. Hicimos unos demos mientras estaban filmando la película, pero trabajamos con el guión, no había nada que ver todavía y posteriormente esos demos que hice se los llevó (González Iñárritu) y los sobrepusieron al corte de la película y una vez que estaba eso terminado fui a Los Ángeles, vi lo que hicieron y volvimos a hacer todo ahora viendo las imágenes, Alejandro tenía instrucciones más especificas con respecto a lo que quería en cada escena”, respondió el baterista.

La personalidad exigente del llamado “Negro” es reconocida dentro del medio, aparte de ser un obsesionado con los detalles, a veces sus expectativas son casi inalcanzables. Para Birdman, el director buscaba un soundtrack percusivo que uniera a la comedia con el ritmo. Antonio me cuenta cómo llegó a congeniar con su paisano chilango.

“De lo más emocionante fue trabajar con alguien de ese nivel, pero de un rubro diferente a la música. Alejandro es de las personas que saben exactamente lo que quieren, pero están abiertos a tratar diferentes cosas y por eso le salen bien. También a músicos con los que he tocado saben muy bien lo que quieren, pero se apoyan mucho en el juicio artístico de la gente con la cual colaboran, en mi situación tenía bastantes instrucciones (de González Iñárritu), pero terminé por hacer –y me dejo hacer– lo que yo quería, lo que yo sabía hacer y por eso creo que fue una buena combinación”, comentó Sánchez al respecto.

La idea de presentar la musicalización en vivo de Birdman, dice Antonio, fue de Alejandro Franco de Warp, y que lo estuvieron platicando por algún tiempo. Tuve la oportunidad de ver la presentación en el Teatro Metropolitan hace como dos años y realmente fue una experiencia singular, ahora Antonio confía en que haya suficiente demanda para un recinto más grande, como lo es el Auditorio Nacional. Ha estado tocando con su grupo Migration en lugares como el Palacio de Bellas Artes, y entre otras cosas, estará componiendo el soundtrack para la segunda temporada de la serie televisiva Get Shorty (basada en la película homónima de 1995).

Antonio, vi la película de Whiplash y me traumó, ¿realmente es el jazz el género musical más demandante para un baterista?

 “Creo que sí… bueno, para empezar, creo que Whiplash es una aberración (risas), no es realmente como son las cosas en el mundo del jazz, desgraciadamente hay muy pocas películas que tratan sobre el jazz y cuando lo hacen, lo hacen de una manera muy exagerada, yo entiendo porque es Hollywood, pero lo que me fastidió de la película es que nadie parecía que se estaba divirtiendo tocando, todo era tensión, era drama, estrés, y la razón por la que tocamos es porque nos gusta, nos divierte y nos hace sentir bien, pero obvio es un tipo de música que requiere mucho estudio, mucha práctica, para poder expresar y transmitir al público algo que realmente valga la pena; eso es lo más difícil, transmitir algo a la gente como jazzista cuando estas tocando y en tiempo real”, concluyó.

Antonio Sánchez estará musicalizando en vivo una proyección de Birdman este miércoles 13 de junio en el Auditorio Nacional.

Iván Lechuga