Guarda tus favoritos

Guarda tus favoritos

Log In
Tus Favoritos

Música > Entrevistas > Entrevista a C. Tangana

Entrevista a C. Tangana
Entrevistas           20 Abril 2017

Entrevista a C. Tangana

Por Berenize Rosales

C. Tangana: rimas para no enamorarse.

“Follar más, querer menos y trabajar todo el tiempo”, es el mantra que rige la vida de Antón Álvarez, a.k.a C. Tangana.

En 2006 se dio a conocer como Crema, nombre bajo el que grabó seis maquetas. Creó el colectivo Agorazein en 2011 y, en ese mismo año, lanzó un nuevo proyecto solista: C. Tangana.

Desde que era adolescente y escribía sus primeras canciones ya pretendía hacer de su trabajo algo “grande”; así lo canta en “Esptrackabilao” producido por Alizzz. Indica que ha firmado el contrato más caro en España de todo el gremio.

“Mis letras hablan de cosas que me suceden. Yo no puedo escribir sobre algo que se me aleja; tiene que ser cercano. Todo el contenido de mis letras es el de la vida”, explica el madrileño. Procura que las cosas que le suceden sirvan como reflejo para otras personas. Escribe sobre el amor y el desamor; el odio y el deseo.

A Tangana no le gusta que lo encasillen como rapero. Señala que, en televisión, a las personas que realizan jazz o rock no los etiquetan; sólo les llaman músicos. “Lo que hago no representa un género, me representa a mí. Me gusta que se refieran a mí como músico o cantante. Es lo que soy, un tío que escribe y canta”.

“La primera vez que salí de España para tocar, fue para venir a México. Una experiencia muy espectacular porque el volumen de gente que iba a nuestros shows se parecía mucho a lo que movíamos en casa”, recuerda el compositor que este año repetirá la misma fórmula del 2016. Tal como lo hizo hace un año en Caradura se presentará junto al guatemalteco Jesse Baez. Esta vez, van al Lunario del Auditorio Nacional el próximo 27 de abril.

Como parte de de su gira, C.Tangana Latino Tour 2017, también visitará Argentina, Chile, Colombia y Guatemala. Antón espera que su música llegue cada vez a más gente y, le gustaría no enamorarse porque “sería muy jodido”.

Berenize Rosales