Guarda tus favoritos

Guarda tus favoritos

Log In
Tus Favoritos

Música > Entrevistas > Entrevista a At the Drive-In

Entrevista a At the Drive-In
Entrevistas           16 Mayo 2017

Entrevista a At the Drive-In

Por Fernando Bastarrachea

Cedric Bixler-Zavala: “El espíritu del juego” y la reunión del caos.  

At the Drive-In es una de esas bandas de las que están hechas las leyendas. Irrumpió en la escena musical en 1994 con un par de EPs (Hell Paso y ¡Alfaro Vive, Carajo!) y, su primer disco formal, Acrobatic Tenement —grabado por 600 dólares—. Lo que poco sabían sus integrantes era que estaban formando parte de una tendencia punk-hardcore que influenciaría a muchísimos actos en un futuro no tan distante.

Mezclando temas surreales, acordes inusuales y cambios inesperados entre canciones —donde las partes tranquilas y melódicas eran irrumpidas por destrucción y escándalo—, el conjunto texano le dio la parte artística y experimental al género que no sabía que la necesitaba. Y, en 2001, todo eso terminó.

Hubo una breve reunión en 2012 para algunos festivales; sin embargo, había cosas que necesitaban cuajar mejor. Ahora, con la alineación más emblemática para sus fans —Cedric Bixler-Zavala en las voces, Omar Rodríguez-López en la guitarra, Paul Hinojos en el bajo y Tony Hajjar en la batería—, regresan para traer su caos adaptado a los tiempos de la tecnología táctil y Donald Trump. Platicamos con Bixler-Zavala con motivo de este retorno y de su primer disco en 17 años, in*ter a*li*a.

Da click en la imagen si deseas escuchar el álbum.

“El curso de 16 años de separación nos ha afectado, claro. Aprendes a escuchar, a crecer bajo la mirada del público y te rebelas de una forma más mesurada,” relató Bixler-Zavala. “Son el tipo de lazos que necesitas ejercitar como miembro de una banda que ha llevado tanto tiempo juntos y separados.

“Asumo que todo sigue mejorando. Por un lado, Paul y Tony tienen su propia química y les funciona increíble, así como la que tenemos Omar y yo. Artísticamente, me gusta tener a mi lado personas que expresen sus frustraciones y sueños de una manera más pueril. Al final es la química general entre todos la que mejora por las buenas relaciones inherentes que ya tenemos desde antes”.

No es como que el músico se haya mantenido callado durante tanto tiempo. Seguro muchos lo ubican más como el líder asociado y voz devastadora de The Mars Volta, uno de las bandas más emblemáticas del rock experimental de la década pasada. Tras su ruptura, limó asperezas con su eterno compañero Rodríguez-López y, formaron el conjunto de art punk: Antemasque. Adicionalmente, tiene un acogedor trabajo dirigiendo a Zavalaz, su proyecto más folk.  

“Allá por 2012 estuvimos trabajando en muchas cosas que no quedaron para el material final. Unas cosas las guardé para Antemasque, otras para Zavalaz. Todas las canciones se escribieron para honrar a un amigo que ya no está con nosotros. Y, todo estuvo en pausa en 2013 y 2014”, compartió.

La salida de Jim Ward fue un golpe duro y un mal necesario para la banda, ya que las famosas “diferencias creativas” deben ser tan esenciales como la dinámica de grupo para que una unidad musical se solidifique; no se dio el caso para la segunda reunión. Su reemplazo, Keeley Davis, de Sparta entró al quite

“Al final, el volver a armar todo se convirtió en un proceso tedioso, tanto el reanudar los procesos creativos como el comunicarnos como banda. Jim no lo quiso hacer eventualmente, pero luego el tren agarró su marcha y se movió rápido para agilizar las cosas y que quedáramos satisfechos”, detalló.

Como en la mayoría de su trabajo lírico, Bixler-Zavala nutre de enigmas, metáforas y conceptos abstractos las canciones nuevas de in*ter a*li*a. Nuevamente, prefiere dejar todo a la imaginación del escucha y que éste llene en los campos vacíos para encontrar un punto de intersección con la música.

in*ter a*li*a es una especie de disección de la vida moderna. Aunque el concepto lo quisimos manejar como una carta enviada desde una distopía lejana. Creemos que es un disco muy directo y sin tantos mensajes ocultos”, describió.

“Si uno toma el tiempo para estudiar y descifrar, puede ir mucho más allá de lo que escribimos a simple vista. Soy un gran fanático de los acertijos y rompecabezas y, por eso, nuestras canciones no entran en un ‘blanco y negro.’ Las diferencias son cruciales. Hasta Antemasque tiene mucho de eso, a pesar de ser una banda punk. Pero simplemente es la manera en la que escribimos; sólo somos nosotros mismos.”

Bixler-Zavala no se limita únicamente a crear música que expande los horizontes sensoriales de quien preste sus oídos, sino que, también, lo hace por medio de otras artes. Sin embargo, en cada etapa tiene muy determinadas sus prioridades.

“Sigo dibujando y creando arte visual. También toco la batería y estoy terminando un disco nuevo de Zavalaz. De hecho, una compañía de patinetas me acaba de invitar a colaborar en el diseño de algunas tablas y las lanzaremos en algún punto del año. Pero, por el momento, mi prioridad es At the Drive-In. El ciclo de lanzamiento de un disco es muy largo, pero nos fascina. Si se dan las condiciones correctas, podemos ir a donde sea con el material. Hay ahora ciertas limitaciones ya que la mayoría de nosotros somos padres; pero, estamos muy emocionados de mostrar in* ter a* li*a al mundo”, enfatizó.

Foto: Sandra Sorensen

No es un secreto que en 16 años pueden pasar muchas cosas, como el hecho de madurar musical y personalmente o, sentar cabeza. Bixler-Zavala ahora es esposo y padre, pero lo logra compaginar con sus inquietudes creativas. De hecho, es lo que lo alimenta más en esta etapa de su vida.

“El ser padre es una influencia definitiva. Tomo mucho en cuenta cómo responden mis hijos a mi música y a lo que los expongo. Mi mujer (la actriz y modelo Chrissie Carnell) y yo tenemos algo que llamamos el ‘espíritu del juego,’ y hablamos de ello todo el tiempo. Se trata de mantener vivo lo que nos hace ser mejores creadores y, pasarlo a otras generaciones. Sólo me preocupa el divertirme en esta montaña rusa que llamamos vida. Tratamos de usar ese ‘espíritu del juego’ en cada aspecto,” concluyó.

At the Drive-In, junto con Le Butcherettes, se presentará este miércoles 17 de mayo en el Pepsi Center de la CDMX. in*ter* a*li*a ya está disponible en tiendas, sitios de descarga y streaming.

Fernando Bastarrachea