Guarda tus favoritos

Guarda tus favoritos

Log In
Tus Favoritos

Música > Artículos > El Club de los Corazones Rotos

El Club de los Corazones Rotos
Artículos           14 Febrero 2018

El Club de los Corazones Rotos

Por Sergio Ang

Elvis Presley, Mick Jagger, St. Vincent y más en El Club de los Corazones Rotos.

En este 14 de febrero recordamos que aunque seas famoso, líder de una gran banda o incluso el Rey del rock, nadie está libre del suplicio de un corazón roto. Es por eso que te mostramos algunas de las historias más trágicas en el mundo de la música.

Elvis Presley

En 1959, durante su carrera militar, el músico conoció a la joven Priscilla en una fiesta de oficiales en Alemania Occidental. Aunque en su momento la relación no fue fructífera por el inevitable regreso de Presley a Estados Unidos, lograron mantenerse en contacto vía telefónica y años después pudo traerla a su país, convirtiéndose en la pareja más mediática del momento y una historia de amor que derivó en un matrimonio de seis años y el nacimiento de su hija Lisa Marie Presley. Pero todo terminó cuando Priscilla inició un romance con el profesor de karate de Elvis, Mike Stone, y le pidió el divorcio a El Rey pocos meses después.

Mick Jagger

Antes de Sid y Nancy existió Mick y Marianne, una pareja explosiva y polémica, que daba de qué hablar en todas las revistas. Sí, tal vez Faithfull comenzó como una groupie, pero su belleza, talento e impecable estilo la llevaron a ser una de las mujeres más icónicas de los sesenta.

A Marianne Faithfull se le ha mencionado en repetidas ocasiones como el verdadero amor del cantante británico, algo imposible de saber por su larga lista de conquistas. De lo que sí podemos estar seguros es de que la infidelidad con su compañero y mejor amigo, Keith Richards, fue un duro golpe, que casi lleva al prematuro final de The Rolling Stones.

George Harrison

Esta es tal vez una de las historias de traición más conocidas en la historia de la música. En 1964 George conoció a Pattie Boyd durante la filmación de A Hard Day’s Night, se cuenta que debido a su timidez, tuvo que ser alentado por John y Ringo para acercarse a ella. El resultado de ese día fueron dos años noviazgo y ocho de matrimonio. Pero el principio del fin ocurrió en los setenta, con dos significativos romances: Harrison con Maureen –la esposa de Ringo– y Pattie con Eric Clapton. Claro que la aventura de Boyd fue más recordada por mantener una relación pública con el también conocido como “Slowhand” por casi cuatro años, hasta que su divorcio se hizo oficial y pudo casarse con el guitarrista, a quien dejó tiempo después por su adicción a la heroína.

Joey Ramone

El primer triángulo amoroso del punk y sin duda uno con las peores consecuencias. Linda Daniels, una chica de clase media de Queens se escapaba de su casa para ir a su primer concierto, una de las muchas pero míticas presentaciones de Ramones en el CBGB. En ese tiempo el punk iba surgiendo y sus seguidoras no impresionaban por su belleza, pero Linda, quien parecía perdida entre la multitud, era la excepción. Joey quedó encantado, pues por fin había conocido a su Peggy Sue. Dos años después Linda escapó de su casa y comenzó a salir de gira con la banda, mientras el alcohol y las drogas la alejaban de Joey, esta situación la iba acercando a Johnny.

Fueron momentos de mucha tensión, pasaron años peleando por la misma mujer hasta que Joey se rindió y ella pudo irse con Johnny, con quien se casó en 1984. Pero el rencor se mantuvo hasta el final de sus días, a pesar de que estaban en la misma banda y se veían regularmente, nunca volvieron a dirigirse la palabra.

 

Jason Pierce

En 1991, Kate Radley se unió a Spiritualized y comenzó una relación con el líder Jason Pierce. Fue tan importante su noviazgo que solo ellos dos aparecían en las sesiones de fotos de la banda o eran los únicos invitados a las entrevistas. Todo fue bien para este par por cuatro años, hasta que un día Kate tomó sus cosas y desapareció sin avisar. Para sorpresa de todos, la interprete volvió un mes después confesando que se había casado con Richard Ashcroft, vocalista de The Verve. En su momento ella no fue sacada de la banda, ya que Pierce se encerró en su casa a escribir, dos años después cuando bajaron los ánimos, se intentó que Kate participara en la grabación de un nuevo disco, pero fue imposible y se anunció su salida meses después. Sí, tal vez Jason perdió a la mujer que amaba, pero no todo fue malo, ya que esto lo inspiró a crear su álbum más aclamado.

Lisa Moorish

La cantante se ha convertido en una figura de culto en el Reino Unido, esto gracias a su música, impecable voz y sus notables romances. A finales de los noventa, Moorish tuvo una breve, pero significativa relación con Liam Gallagher, ya que esta tuvo su primer embarazo con el vocalista de Oasis. Se ha dicho que Liam sabía de la situación, pero que eso no lo detuvo de casarse con la actriz Patsy Kensit, justo cuatro meses antes del nacimiento de su primera hija, Molly Gallagher, quien nunca ha conocido a su padre. Aunque también se cree que por un buen tiempo Lisa dijo que el bebé era de su amigo Justin Welch, integrante de Elastica.

St. Vincent

No se sabe si en realidad hubo una historia de traición aquí, y mucho menos quién pudo haber iniciado con las supuestas infidelidades. La cantante comenzó a salir con la top model Cara Delevigne a principios del 2015, duraron cerca de un año y medio e incluso se habló de una boda. Muchos creen que la fama y constantes fiestas de Cara fue la razón por la que se alejaron, otros que fue una supuesta aventura de la también actriz con la modelo Adwoa Aboah y otros más que se debió a una aventura entre St. Vincent con Kristen Stewart. El misterio permanece en los sucesos, a pesar de que fueron seguidas por paparazzis durante meses, pero el desconsuelo de este rompimiento fue evidente.

Sergio Ang