Guarda tus favoritos

Guarda tus favoritos

Log In
Tus Favoritos

Música > Artículos > Arcade Fire: Todo ahora es Político

Arcade Fire: Todo ahora es Político
Artículos           11 Agosto 2017

Arcade Fire: Todo ahora es Político

Por Jorge Luis Tellez

Para Arcade Fire todo es político, todo siempre ha sido político.

El siglo 21 en sus casi dos décadas de desarrollo, tiene un diverso desarrollo dentro de la política y lo político que ha provocado el surgimiento y re-surgimiento de doctrinas de pensamiento que se han alejado de la social-democracia y los movimientos de centro-izquierda para mover el contexto político hacía un neo-conservadurismo que gira en torno al libre comercio como base en la primera década del siglo y por la xenofobia y el proteccionismo a partir de la segunda década del mismo.

Arcade Fire, banda canadiense ha desarrollado un discurso musical que representa el sentir social y político de la juventud. A través de su música se expresa un sentimiento de rechazo hacía los políticos y aquellas medidas que provocan un descenso en la calidad de vida. La agrupación canadiense retoma el contexto político para desarrollar un discurso que lo combate, así, el discurso musical se convierte en un discurso político.

Win Butler y demás integrantes, crean un sistema que opera al igual que el sistema político. Por ello, sus primeros tres discos operan como una trilogía que al igual que el postulado de la filosofía alemana de mediados del siglo 19, propone una operación que es: tesis + antítesis = síntesis. Por ello, Funeral, Neon Bible y The Suburbs, representan los tres momentos de la sociedad neo-liberal en búsqueda de salir de ese yugo.

El primer LP representa la desaparición del sujeto, el segundo la lucha interna por re-aparecer como sujeto y el tercero el lugar en el cual se da esa disputa. Los tres discos operan dentro de una temporalidad paralela para convertirse en un estamento político que es el fin que se busca.

El segundo momento político dentro de la sonoridad canadiense se desarrolla a partir de Reflektor.

La otredad es reconocer la existencia del otro como algo completamente diferente y, así, generar una identidad propia, este generalmente opera negativamente dentro de las sociedades como se puede ver en Estados Unidos, Reino Unidos y, generalmente, en el mundo occidental. Al generar identidad puedes juzgar. Por ello, Reflektor opera a partir de la dualidad fiesta/soledad. La fiesta, representa la convivencia con el otro como forma de reconocimiento, mientras que la soledad es el plan final de la sociedad, pues así se desprovee de la necesidad de relacionarse con el otro, pues es extraño y no pertenece a la misma identidad.

Everything Now es el siguiente paso crítico, pues de-construye la soledad al colocarla como un punto en el cual el consumo lleva a la destrucción del ser humano debido a su necesidad de consumo que oculte el hecho de que se encuentra solo. Butler recurre a un argumento, “la gente necesita entretenimiento y alineamiento sin esfuerzo” que es la forma en la cual los países proteccionistas han decidido operar para conseguir el poder y la crítica nula. De nuevo, se abre la confrontación entre lo real y lo mental. Everything Now recurre a lo mental porque es ahí donde los sujetos son controlados y desconfían de los demás, excepto de la persona que tiene el poder y les indica que hay solo un camino que seguir.

La música representa el arte que más se consume todos los días y por todas las personas pero es también el último resabio crítico para la mayoría de las personas pues su acceso es mucho más sencillo que en relación con otras artes. Arcade Fire comprende eso y, por ello, todos sus discos buscan generar un cambio en sus escuchas, no son conceptos vacíos, son conceptos que denuncian la necesidad de un cambio porque si no existe ese cambio, el mundo será absorbido por los extremismos económicos y políticos que lo azotan.

Todo ahora debe cambiar, todos ahora debemos hacerlo; así lo plantea Arcade Fire.

Jorge Luis Tellez