Indie Rocks

18 mayo, 2012 Por: Mariana Rosas Pomperosa @Mariannela

Una Mala no tan mala

A mi repisa

La Mala Rodríguez, una mujer decidida e imponente que escogió los ritmos urbanos del hip hop para adornar su poesía y sus ideas sobre lo que pasa a su alrededor. Un apodo que se ganó desde pequeña y que con el tiempo ha formado una sólida carrera. Hace unos días, esta española se presentó en la ciudad e Indie Rocks! tuvo la oportunidad de platicar con ella, esto es lo que nos dijo.

“El ser La Mala Rodríguez y María Rodríguez es lo mismo para mí. Así es como me decía una tía y luego se convirtió en el sello bajo el cual yo pongo todas las actitudes llenas de rabia, fuerza y poderío, eso ha sido el sello de La Mala.”

Al pensar en la madre patria, musicalmente hablando, lo primero que pensamos es en flamenco, Los hombres G o Mecano…el estilo de La Mala es diferente a lo que nos llega a montones de este lado del charco. “El hip hop me escogió a mí. Cuando de niña paseaba por los parques de mi barrio, veía a la gente que bailaba break, que pintaban graffiti y rapeaban. Un vecinito mío tenía un cassette de letras cantadas encima de un beat. Me causó mucha fascinación y curiosidad que dura hasta el día de hoy.”

Las rimas de La Mala están siempre cargadas de protesta social, a tal punto de generar grandes controversias como “La niña”, canción que habla sobre una niña que se dedica al narcomenudeo y al estilo de vida que quiere tener debido a esto. “La Niña es en parte yo y en parte una amiga mía. Creo que como todo escritor, traemos nuestro mundo a nuestra literatura, a nuestra poesía. Y por supuesto creo que también nos concedemos licencias para incorporar elementos vividos por gente cercana a nosotros o incluso de la imaginación. Embellecemos o usamos cosas que métricamente funcionan más.”

La Mala Rodríguez cuenta con una carrera de más de 10 años, que han dado paso a ocho producciones, de las cuales Dirty Bailarina, editada en el 2010 es la más reciente. También cuenta con un gran número de colaboraciones a lado de reconocidos artistas como Calle 13, Julieta Venegas e incluso Alejandro Sanz. Al preguntarle sobre cuál es la que más recuerda con cariño mencionó dos: La primera que hizo en 1998 con el dueto sevillano de hip hop SFDK en la canción “Una de piratas” y con la cual se dio a conocer a las fueras de Sevilla. “Gracias a esa colaboración, mucha gente se interesó por mi.” Y la que hace junto a Antonio Carmona en “Ay de mí” la cual fusiona flamenco y hip hop, con un poco de balada. “La colaboración que hice con Antonio Carmona es una de las cosas más bonitas que he hecho. Él hace un género distinto, invito a que lo conozcan, es maravilloso.”

Es difícil separar el hip hop de las protestas que imprimen sus autores en cada rima, y como tal no podíamos dejar de preguntar la opinión de La Mala sobre las recientes manifestaciones en España, en contra de los recortes de presupuesto y actualmente por la represión de la que han sido objeto los manifestantes, por parte del nuevo gobierno de Mariano Rajoy, del partido popular (de derecha). “(los movimientos sociales) Me parecen radicalmente necesarios. El gobierno me da asco [...] ha prohibido manifestarse pacíficamente; a Gandhi lo habrían metido a la cárcel. Tal parece que sólo puedes ser de derecha o izquierda, no puedes ser simplemente un ciudadano que lo único que quiere es que no jodan al planeta y que haya para todos, que se cuide a la gente mayor, se cuide la sanidad y la educación. [...] La gente está muy harta y muy cansada, pareciera que todo va a explotar. Como yo ya decía en Dirty Bailarina, después de todo, queda la gente que ayuda a los otros a salir de los escombros.”

Fue así como dejamos a La Mala quien, al fin de cuentas, resultó ser no tan mala.

Comentarios