Indie Rocks

18 marzo, 2012 Texto: Por Sergio P. D'Abbadie @warbrum Fotos: Por Majo @Majolona

Moviendo masas

A mi repisa

El primer día de Cumbre Tajín transcurrió caluroso. El mismísimo gobernador de Veracruz hizo los honores y cortó el listón; después pasó a un lounge alejado de los cuerpos, pero no de las miradas de la gente que poco tardó en olvidar su presencia para ponerse a bailar al ritmo de Sonidero Mestizo, proyecto de Roco (Maldita Vecindad) y Moyenei, quienes abrieron los actos en el Nicho de la Música con su mezcla de funk, reggae, hip hop y mensajes de paz y salvaguarda del planeta y la sociedad.

El escenario estaba medio lleno, pero los que estaban ahí bailaron y cantaron con sus rimas y mensajes de paz. Después vino División Minúscula. Calidad musical y de canto discutibles, pero con una energía que hizo que la plancha frente al escenario se llenara de jóvenes que brincaron y corearon todas y cada una de sus canciones.

Acto seguido: Pila Seca. La banda originaria de San Miguel de Allende, Guanajuato, llenó de funk el escenario. Aunque el recinto seguía lleno, la gente tardó en interpretar el cambio de género (que incluyó una versión de La Cumbia de los Muertos de Ozomatli), pero poco a poco comenzaron a sentir el groove. Cocaine, su más reciente sencillo, le puso la cereza al pastel de una fiesta llena de buena vibra.

Bien por Pila Seca, que dejó la puerta abierta y a la gente encendida para Los Daniels, que por primera vez tocaría un show de una hora y que, sin duda, con un rock energético y pegajoso fueron los mejores teloneros para Caifanes, a quienes la gente ya coreaba incluso antes de que terminara su presentación.

Saúl Hernández y compañía salieron en medio de un grito ensordecedor; el grupo más esperado de la noche, casi legendario, ofreció un concierto lleno de nostalgia, en el que grandes y chicos bailaron, saltaron, aplaudieron y cantaron junto con la banda sus más grandes éxitos. La energía fue vasta e hizo vibrar a todos los presentes que, sin duda, no esperaban que la banda tocara más de dos horas y media, como si fueran las últimas rolas que cantarían en su vida.

Así comenzó la parte musical de Cumbre Tajín, que sin duda nos tiene preparadas más sorpresas. Hoy, Willy Chirino encabeza la lista de bandas que harán vibrar a la gente con un ritmo más “guapachoso”.

Galería de imágenes

Comentarios