Indie Rocks

21 marzo, 2012 Por: Sergio P. D’Abbadie @warbrum Fotos: Majo @Majolona

Martes diverso

A mi repisa

Galería de imágenes


Los días han sido intermitentes en la parte musical de Cumbre Tajín. Mucho tiene que ver la curaduría de la música y el headliner que se eligió para cada evento. Lo cierto es que el sábado estuvo a reventar, el domingo flojo, el lunes a reventar de nuevo y ayer flojo otra vez. Eso quiere decir que el cierre será espectacular.

Los Aguas Aguas se encargaron de abrir el martes con su fusión de géneros como ska, reggae y rock. Aunque los músicos traían la pila muy puesta y sus canciones se prestaban para bailar, la poca gente que los estaba escuchando no logró conectar del todo.

Siguieron los Baseballs, que con el cabello perfectamente engominado, copete esto Elvis y playeras de cuadritos pegadas cautivaron a las pocas, pero emocionadas mujeres con sus ya conocidos covers de pop en rock cincuentero.

Por su parte, Pink Martini cautivó con una buena dosis de jazz, bossa, swing y lounge. Aunque la audiencia seguía corta, quienes la conformaban sabían que los músicos que estaban en el escenario no eran cualquiera. Virtuosa China con una voz implacable y virtuosos Tom y compañía, cada quien es su respectivo instrumento (piano, contra, percusiones, violín, trompeta, trombón, sax y batería). Gran acto, imperdible, que logró que unas  100  personas  hicieran una línea al estilo boda. Simplemente genial.

Después Benny, pop puro entre gritos de chicas que igual corearon la mayoría de sus canciones. Fue el que más gente metió, pero no logró el lleno. Antes de que acabara su participación, la gente ya comenzaba a abandonar el recinto, que quedó a un cuarto de su capacidad para recibir a la headliner.

Lo de Janelle Monae comenzó circense, con un animador que le pidió al público que llamara a la cantante. Luego, ella salió con una capucha negra y un gran copete del mismo color. Los metales de la primera canción dieron comienzo a un funk hip hopeado que duró hasta el final. El buen hype estuvo aderezado con dos coristas que no pararon durante todo el show, en el que Janelle pintó un cuadro durante una de las canciones. Monae demostró que no importa si la gente no conoce un proyecto, con un buen show y micha actitud, el público siempre está contigo.

Comentarios